¡¡ Al colega Rosete…!!

Alfonso Mora Chama

Espacio 13

*Lo afirmó bien coincidiendo que en la Facultad el maestro Alfonso Valencia, confió en nosotros y en la capacidad para ejercer con nobleza, el ministerio que adoptamos.

*Esto es en referencia a los que deambulan exigentes ante la sociedad y autoridades, como “periodistas” amos de la farsa, prepotencia y de la hipocresía…

“Lo bueno de los tiempos difíciles, es que ahuyentaran a las falsas amistades”.

Alfonso Mora Chama

Polemizar el asunto de los farsantes de la prensa, sería engrandecerlos, estimado colega, amigo y compañero de la Facultad de Periodismo, Manuel Rosete Chávez, pero es cierto que tienes la boca llena de razón…en tu textual encabronamiento… “Pero ponle nombre al comentario mi querido Alfonso, nos costó ir a la Facultad y más de cincuenta años de práctica para seguir en el medio, tratando de servir a la opinión pública, y vienen estos imbéciles a darle en la madre al oficio. No se vale. Un afectuoso saludo”…

Sabes de antemano Manuel Rosete que estamos acostumbrados a llamarle a las cosas por su nombre, insistente razonamiento de nuestros maestros para publicar como periodistas lo que estamos obligados de defender como hombres. Al precio que venga. Y hace unos minutos colega Rosete, uno más de estos descarados caminante de las letras, desde luego en el anonimato – serán letras de cambio – se ufana al mencionar que los egresados de la Facultad de Periodismo, somos unos pendejos.

¿Podrías tratar algo serio con esta manada de ignorantes?

Sostengo las veces necesarias lo que escribí: “Cuando leemos el texto de un afamado periodista xalapeño que continuamente visita Coatepec y Teocelo, escribiendo un pie de foto, en donde luce su brillante y estupenda ortografía, al mencionar el accidente de un taxi y otro “Beiculo”…para dos cosas solamente: cagarse de risa o de plano, negar la labor que ejercemos ante tanto pinche disparate. Nos referimos al amigo, continuamente lo tratamos en este medio, apodado Solitario Forastero, brillantísimo periodista de la ciudad de Xalapa que, una y otra vez comete este tipo de errores garrafales, aceptando que estemos expuestos a esto, pero siendo palabras tan comunes, carajo, resulta imperdonable…

Afirmando amigo Manuel Rosete Chávez, no estoy en contra de las “bandas periodísticas”, de algún modo debemos llamarle, porque en el gobierno de dos años de Miguel Angel Yunes Linares, se dio la desbandada a la que ellos mismos, los “periodistas” xalapeños, califican como provincia veracruzana, es decir, Coatepec, Xico, Teocelo, Ixhuacán, Cosautlán y Ayahuaulco…personajes de la “pluma” que jamás había conocido y que al decir de ellos, en su mayoría, cubrían la fuente informativa del Congreso del Estado, – si esperar el chayote sesional es trabajo – pero al cerrarles la llave, se aventaron cual aventureros gachupines, a “conquistar Coatepec y sus alrededores, cierto Rosete, con poses y dramas de conquistadores y perdonavidas que envidiaría el mismo Hernán Cortés, repitiendo que no estoy en contra siempre y cuando se esforzaran en prepararse.

Son grupos de seudo periodistas que invaden oficinas y palacios municipales, para denigrar la labor de informar y debes saber colega Rosete porque lo dijo ante nosotros el maestro José Pagés Llergo, en una clausura de cursos de la Facultad, en cuanto la responsabilidad del verdadero periodista…”si lo hicieran para medrar solamente, su daño sería relativo en una sociedad que acepta el periodismo como un negocio. Pero su crimen va más lejos porque ofenden lo más sagrado que hay en nuestra actividad y porque envenenan y prostituyen la conciencia de un pueblo ante la tolerancia de los gobiernos que no sólo les teme, sino que también los alienta, los protege y los respeta…¡que brutalidad!

Y estos desalmados de la prensa, portando chalecos con gigantescas letras, dos o tres credenciales, y acostumbrados en la actualidad en portar gigantescos gafetes que le cubren todo el pecho, se pasean ante la sociedad presumiendo el calificativo de periodistas…vamos más allá Manuel Rosete:

Uno de ellos, el más ignorante y vividor del periodismo, dentista de profesión, a su llegada a Coatepec por desgracia sirviendo en la campaña al tristemente “Juanelo”, me dijo insultante, prepotente y solapado por el mencionado ex alcalde, “Mira pendejo, aquí en la campaña solamente prensa de Xalapa, la de Coatepec, son puros pendejos, no saben nada de periodismo, les voy a enseñar cómo se trabaja y con ustedes, nada.”. insultando el idiota.

Qué más puedo agregar colega Manuel Rosete, de este pobrecito ignorante que se encargó de amarrar navajas entre Juanelo y Espacio 13 hasta colmarlo con sus brillantes asesorías llegando al secuestro de un servidor y aun así este tipejo llamado Rubén Morales, se atreve a saludarme como si su “gracia” estuviera olvidada. Ofende a la gente, grita y se aloca.

Y llegó a Coatepec, nuevamente a dividir y si algún favor nos hizo como agrupación de Periodistas Unidos, llevarse lo inservible, lo que tenía que salir y se dio el milagro continuando nuestra asociación más unida y en el campo de la seriedad ante los funcionarios y políticos, alcaldes y gobiernos en sus diferentes niveles, mientras que quienes le siguen, son eso…copia fiel de él quienes están peleados con la lectura, la preparación y la realidad.

“Periodistas” de estos, se sienten soñados, intocables, iluminados, endiosados y necesarios, indispensables y asesores.

Aceptamos que el talento y la virtud se distribuyen de manera desigual, pero ¿por qué nuestra profesión está invadida por seudos, por farsantes y por ignorantes?, existiendo el daño y la mentira, acaso no tan grave como en la profesión médica, pero el daño social es irremediable.

Tienes razón colega Manuel Rosete…fuimos a una Facultad para aprender más de esta noble y mágica profesión, y llevamos más de 50 años escribiendo y publicando, desde el segundo año en la Facultad, 1967, en mi caso no dudé jamás si desde la secundaria sabía mi interés por el periodismo y en la vieja botica de don Porfirio González, en los 60, en Teocelo, escuchando los remedios de este gran señor, acudía para leer brevemente los artículos de la revista Siempre, pues solamente en este negocio llegaba…a Roberto Blanco Moheno, Renato Leduc, Francisco Martínez de la Vega, impresionado más por el estilo del autor de “sabia virtud de conocer el tiempo”…posteriormente, colega Rosete, admirando la personalidad de Alberto Ramírez de Aguilar, y “siguiendo pistas”, denunciando con valentía los vicios en la administración de justicia, evidenciando a jueces y policías corruptos…allá por los años 60.

Ese periodismo de José Pagés, caracterizado por darle espacio a todos los criterios de sus colaboradores, la forma de pensar, porque lo decía, la esencia de México es la diversidad, no una verdad, sino la verdad de cada quien…ahora mi amigo Rosete, nuestro criterio impregnado en Espacio 13 a veces siente el rechazo ante los intereses de quienes nos publican, pero en la dimensión de lo mundano, qué podemos esperar…

De algo sí estoy completamente seguro amigo, colega y estimado Manuel Rosete:

Dejamos profunda huella en la Facultad de Periodismo. No existía equipo de futbol, lo fundamos contigo, con Gonzalo López Barradas, Cecilio García, en la portería; Javier Romero, el consúl de Honduras, Antonio Pineda Green. Tampoco de atletismo y lo hicimos, incluso, recordarás que hice, – si, hablo de manera personal – trampa cuando representé a la Facultad en la carrera de atletismo de 12 kilómetros, ¡¡ a las tres de la tarde!!, no manches…desde luego no acepté el cuarto lugar, hubiera sido deshonesto si se trataba de ambientar este evento organizado en la semana estudiantil nuestra…de esta anécdota, Gonzalo López Barradas, escribió una columna en su revista.

Fuimos de las noches de bohemia, con el Negro Peregrino, en el parque Zamora, serenatas de Albino Moctezuma, Rodolfo Poblete…del añorado tranvía que escuchaba a su paso por el edificio Miramar, donde vivía con jugadores profesionales del Veracruz, René Vázquez, Jesús Peláez, Mariano Ubiracy, mi compadre, entre algunos…

De eso colega Manuel Rosete…nadie nos puede criticar. Lo sostengo con orgullo, pupilo con limitaciones económicas pero responsable para concluir exitosamente el estudio, dos años de sacrificio, saliendo de departamentos al no pagar la renta, y los dos restantes en la casa club de los Tiburones Rojos en donde encontré el apoyo de don Pepe Lajud, dueño del club y del mediocampista peruano Jesús Peláez Miranda…

Vamos sin claudicar, a quitarle a la sociedad a los farsantes del periodismo en provincia, que se enteren de quien es quien…el avispero que debe entender que en esta labor es necesaria la preparación diaria, para apresurar el nacimiento de un bello día, el día del hombre…el día de la humanidad, como sentenció nuestro admirado maestro, DON Alfonso Valencia Ríos.

Espero algún día, admirado colega, Manuel Rosete, complementar esto, ante una humeante taza de café, o quizás ante un tequila o simplemente un aguarrás, agregando tu estilo de manejo de balón en la media cancha, aceptando que fuiste más cabrón para el besibol, en el equipo del Servicio Urbano de la ciudad de Xalapa…

Abrazo sincero colega.

¡¡Salud Rosete…!!

Enlaces de interés