ANIMALES…¿ANIMALES?…¿A CUÁL RAZA PERTENECE EL HOMBRE?

Rosario Hemida Ponce

Educados y Felices
Por: Mtra. Rosario Hermida Ponce
*No cabe duda que el ser humano está pasando por una gran crisis existencial que impacta, lógicamente, todos los ámbitos habidos y por haber.
*No queriendo tocar temas ni cuestiones religiosas, porque es algo muy delicado puesto que aunque no sea la intención, se puede herir sensibilidades, sin embargo, desde hace ya algunos años se venía “vaticinando” el hecho de que el mundo necesitaba un cambio, ya que se estaba degradando y aniquilando mutuamente de muchas maneras, de hecho, en algunos versículos de la Biblia, se aborda.
*El cambio climático, la inseguridad, el crimen organizado, las adiciones, la pobreza extrema, la ignorancia, y por supuesto, la falta de valores en muchos de los que poblamos esta tierra, son y han sido factores importantes para esa degradación del ser humano.
*Se manejaba el hecho de una hecatombe, ya sea por un gran diluvio, una gran sequía, o el impacto de algún aerolito o basura nuclear. La cuestión es que, según lo vaticinado, se tenía que efectuar un cambio en la tierra, y desaparecer gran parte de las cosas que están afectando el equilibrio, entre ellas, el hombre.
*Hasta ahora, nada de esto ha ocurrido, sin embargo, no podemos aplaudir y hacer de cuenta que no pasa nada, porque está pasando de todo, y la degradación del ser humano y deterioro del ecosistema y de la tierra siguen avanzando a pasos agigantados, aunque quizás a simple vista no se aprecie, o en el peor de los casos, no se quiera aceptar.
*Todo lo anterior ha sido necesario mencionar para llegar al punto de la gran pregunta que hoy, al parecer, tendríamos, como obligación, hacernos…¿En qué tipo de animal se está convirtiendo el ser humano?
*Se ha comprobado que los animales “irracionales”, sienten, tienen sentimientos. Los toros lloran cuando les infligen algún daño que les causa dolor (corrida de toros); los perros, los gatos, etcétera.
*Pero al hombre, ese animal “racional”, al parecer, eso lo tiene sin cuidado, y cada día que pasa, se va endureciendo, y creando “Leyes” que, lejos de ayudar, ha perjudicado a los animales.
*Tenemos que hace unos años se publicó la Ley de tenencia responsable de mascotas, donde se estipula que es obligación de los dueños de mascotas  el responsabilizarse de la tenencia de perros y gatos de su propiedad.
*Con ello, el propietario era responsable de todo lo que le aconteciera a la mascota, por lo que se dieron los casos de abandono debido a que no querían tener problemas el día de mañana.
*Hoy día las mascotas vuelven a ser noticia, ya que se le efectuaron reformas a la Ley de Protección a los Animales en sus artículos 1,129, 130, 131, 132, 133, 134, 135, 136, 138, 139, 140, 141 y 142; donde se estipula que: “Si algún habitante del municipio de Papalotla, Edo. México, alimenta un perro callejero, se tomará como de su propiedad y deberá cumplir con todo lo estipulado con anterioridad y de no ser así se hará acreedor a una sanción de hasta 50 UMAS o hasta 36 horas de arresto administrativo”.
*Ley que ha dividido las opiniones de los habitantes, ya que algunos consideran que es más bien una crueldad el no dar agua y algo de comida a los perros callejeros.
*Por si eso fuese poco, ahora, a los que también les ha alcanzado las reformas son a los delfinarios y centros de entretenimiento acuáticos.
*El Gobierno de la Ciudad de México publicó las reformas a la Ley de Protección a los Animales y para la Celebración de Espectáculos Públicos con las que a partir del pasado 5 de mayo queda prohibido usar delfines y otros mamíferos marinos en actividades públicas o privadas para entretenimiento, terapias o de investigación científica en la ciudad.
*Aducen a que dicha reforma ha sido emitida por el hecho de que los delfines sufren estrés al condicionarlos a recibir comida si saludan o realizan alguna acrobacia.
*Por lo anterior, los dueños de las empresas de espectáculos deberán reubicarlas en santuarios u otros espacios adecuados en los que se garantice que no serán maltratados, de lo contrario se harán acreedores a una sanción de hasta 322 mil 400 pesos por su incumplimiento. En México, se calcula existen unos 26 delfinarios con aproximadamente 300 delfines en cautiverio.
*Ojalá que dicha medida no termine como cuando prohibieron los animales en los circos, ya que se tiene conocimiento de que de los 1,298 animales registrados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en 80 circos del país, poco más de 300 se encuentran vivos. Algunos fueron adquiridos por coleccionistas privados; otros, vendidos a taxidermistas; otros más, terminaron en manos de traficantes de especies.
*Aunado a ello las entradas a los circos se redujeron entre un 70% y 80%, por lo que decenas de circos en todo el país ya han cerrado, y con ello se ha afectado a familias completas que vivían de la actividad circense.
*Surgen, como casi siempre, más preguntas que respuestas…¿Realmente los responsables de establecer estas Leyes han realizado un estudio exhaustivo del impacto y consecuencias de estas acciones en los animales y la sociedad en general?, ¿A eso se le llama “Pro-vida animal?, ¿Favorecen la vida del animal para perjudicar la vida familiar?, ¿Estos animales que son dejados en “libertad”, podrán sobrevivir en un medio natural al que no están acostumbrados?
*Muchas, muchas preguntas, pero pocas respuestas porque sólo regulan e implementan Leyes, que al parecer, se les ocurre sin ningún sustento o investigación científica.
*No se vale jugar de esa manera con la vida de los animales ni de las familias que viven del trabajo que les proporciona estos centros recreativos.
*Además, ¿Usted podría ver a un perro desnutrido y sediento y no darle ni una gota de agua? Eso, eso sí es inhumano. ¿No cree?
*Así las cosas…

[email protected]

@EducarFeliz

Enlaces de interés