¡Arrrrrrrancan!

Claudia Constantino

Crónicas urgentes

Claudia Constantino

Este fin de semana arrancaron formalmente las campañas electorales rumbo al 1o de julio, donde elegiremos, entre otros puestos, al nuevo presidente de México, 500 diputados federales, 128 senadores y 8 nuevos gobernadores, entre ellos al de Veracruz, así como al nuevo jefe de gobierno en la Ciudad de México.

El clima en que elegiremos al nuevo gobernador en Veracruz, es, el que causan los peores índices de inseguridad de que se tenga memoria. Una escalada de violencia, en donde todos los actores políticos de todos los colores, se culpan, pero ninguno se responsabiliza y mucho menos alcanza solución alguna, en detrimento de la vida de miles de Veracruzanos.

El contexto histórico de esta elección es inédito. Por primera vez en toda la historia de Veracruz, el PRI contiende como oposición. El joven partido de Andrés Manuel López Obrador (MORENA) promete seguir ganando terreno a un PAN, que hoy ejerce un gobierno cuestionado y acusado de ineficaz.

Muchos usos y costumbres han cambiado, para bien o para mal. Parece que aún no alcanzamos a medirlo. La clase gobernante, desde tiempos de Javier Duarte de Ochoa comenzó a mostrar a los medios de comunicación un total desprecio. A su llegada, Miguel Ángel Yunes aprovechó los logros de su antecesor, en materia de comunicación social, y decidido seguir haciendo ahorros en ese rubro.

Así, los ciudadanos ya casi se acostumbran a enterarse del quehacer de la clase política veracruzana, primordialmente a través de las redes sociales. El gobernador, y sus muy pocos elegidos, que pueden hacer declaraciones, lo hacen en sus redes sociales, con transmisiones en vivo o videos previamente grabados para explicarlo todo. “Ya no necesitan a los medios de comunicación”.

Hoy, una de los jefes de prensa de cierto candidato, me dijo algo que apuntala mi argumento: “Cuando llegan a entrevistarlo los medios (al candidato) en algún evento al que asiste, dejamos que se mueva natural”. Otro jefe de prensa me aseguraba: “En los medios tradicionales, siempre veremos la información sesgada por los intereses de los dueños del medio, siempre manipulada. Ya no se hace periodismo”.

Así que el ejercicio de discriminar la información, de filtrar las “fake news”, es enteramente labor de los ciudadanos a quienes les interese cumplir con su deber ciudadano de participar en el proceso electoral en curso. Las opiniones de comunicadores, columnistas y periodistas ya no será referente, al menos no como solía serlo antes de esta era de las redes sociales, y de que los políticos también se ungieran “influencers”. A este cambio de usos y costumbres me refería.

De tal suerte que no será la mejor propuesta aquella que ancle en la intención de voto de los ciudadanos, sino el candidato más ocurrente de las redes, el más simpático, el más galán (como sucedió con EPN), el que jale más la respuesta de esa tierra de nadie llamada: Redes Sociales.

Toda la suerte con eso, queridos lectores míos. Por lo pronto, la carrera por la gubernatura de Veracruz ya está en marcha. Me propongo analizar para usted y ojalá con usted; sus ires y venires; sus actores y actrices. Sus recovecos, hondonadas y una que otra buena propuesta. Personalmente pienso que será lo que menos encontraremos. Así que cualquier comentario para esta columna que aspira a interactuar con usted, a: [email protected]

No deje de seguirme en las redes sociales, pues Twitter, Instagram y Facebook, luego existo.

Twitter: @Aerodita

Fan Page de Facebook: Claudia Constantino

Instagram: aerodit

Enlaces de interés