Arturo N y la reparación

Brenda Caballero

Números Rojos 

Brenda Caballero

A veces no puedo entender la desinformación en la que vivimos. Pareciera que muchas veces tiene un objetivo: hacer quedar mal a alguien frente a un grupo de lectores, pues se informa de manera tendenciosa.

Quizás exagero y en realidad solamente existe un desconocimiento de la Ley y del Nuevo Sistema de Justicia Penal con respecto a la reparación del daño.

Hace unos días, para ser precisa, el martes, cuando catearon las cuatro “supuestas” propiedades de Arturo N, quien se encuentra en el Penal de Pacho con prisión preventiva, leía que después de ello saldría en libertad, pues con las propiedades repararía el daño.

Lo mismo pasó con Xóchilt Tress, quien reparó el daño devolviendo propiedades y salió en libertad tras pagar una fianza, porque los delitos que se le imputaban no eran considerados graves.

No soy abogada, pero lo que he leído acerca del Nuevo Sistema de Justicia Penal dice que la reparación del daño es la última parada en el del proceso penal, y que consiste en volver las cosas al estado que tenían antes de cometerse el delito. Desde luego que es el ideal, y muchas veces no es posible hacer la reparación al cien por ciento. Recordemos los casos de Jacinta y Teresa, ambas indígenas acusadas de secuestrar agentes y policías que estuvieron presas por tres años, siendo inocentes. ¿Cómo puede reparar el estado tal atrocidad?

El caso de Arturo N no es igual, ni de todos los que están presos en Pacho, sin embargo, con la implementación del Nuevo Sistema de Justicia, si los delitos que se le imputan no son graves, podrían correr la misma suerte, pagar la reparación del daño y salir libres, aunque no nos guste pues ¿a qué ciudadano le gusta tener funcionarios que abusan de su autoridad, meten mano a los dineros del Pueblo y no se les castiga “como se merece”?

Pero hay otra forma de salir libre y es el criterio de temporalidad en donde si pasan dos años y el juez no emite una resolución, el imputado deberá ser liberado inmediatamente mientras termina el proceso.

Seguramente tanto usted como yo acostumbrados a ver a los delincuentes en prisión nos cueste trabajo entender este Nuevo Sistema que dicen nos acerca al Primer Mundo.

En este año, el Senado anunció una revisión a fondo en los delitos que no contemplan prisión preventiva, ojalá y no se pase de largo y se amplíe el catálogo, porque seamos sinceros nuestros funcionarios públicos y gobernantes no parecen del Primer Mundo, sino de la prehistoria, donde todo se arrebataban y nos arrebatan.

* Por cierto dicen que faltó catear una casa de Arturo N ubicada en Montemagno.

[email protected]

Enlaces de interés