Así las cosas… en el periodismo mexicano

Claudia Constantino

CRÓNICAS DEL 2019

Claudia Constantino

         En México, estos son tiempos en que la libertad de expresión va a ser puesta a prueba.  Sin duda, los peligros que encarna se periodista en nuestro país se han evidenciado desde ya hace varias décadas; debido a la impunidad, las amenazas crecen día con día.

            Del año 2000 a la fecha, ARTICLE 19 ha documentado el asesinato de 120 periodistas, en posible relación con su labor periodística. Del total, 112 son hombres y 9 son mujeres. Con seguridad, alguno de ellos fueron compañeros o inclusive amigos de quienes nos dedicamos a esta profesión.

            El estado de Veracruz permanece con el mayor registro de asesinatos de periodistas por entidad, con 26. En 2018 perdimos, asesinados, a: Carlos Domínguez de Tamaulipas; a Pamela Montenegro de Guerrero; a Juan Carlos Huerta de Tabasco; a Leobardo Vázquez Atzin de Veracruz; a Rubén Pat Cauich de Quintana Roo; a José Guadalupe Chan Dzib también de Quintana Roo;  a Mario Leonel Gómez de Chiapas; a Gabriel Soriano Kuri de Guerrero y a Jesús Alejandro Márquez Jiménez de Nayarit, siendo el primero durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

            Durante las pasadas elecciones, la libertad de expresión fue violentada. Se registraron 81 agresiones en contra de la prensa, que consta en las denuncias ante las autoridades. En aquellos días, el entonces candidato a la presidencia de la república por MORENA, acuñó la expresión “prensa fifí” para referirse a los periodistas que lo criticaban o no le mostraban su apoyo. Durante la contienda electoral, surgieron buen número de youtubers e influencers muy afines al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador quienes trabajaron diariamente para afianzar el discurso centrado en que: “hay periodistas buenos y malos”.

            Una vez investido presidente, López Obrador ha seguido ocupando su expresión de “prensa fifí” para referirse a los que, según él, “siguen coludidos con la mafia del poder”.  Las redes sociales se incendiaron con este juego que consiste en “el linchamiento”, sin fundamentos, de quienes vierten opiniones contrarias al actual presidente.

            La lista de los nombres de periodistas fifís crece. Y reporteros como Carlos Loret de Mola hace un llamado a defender la libertad de expresión.  Pide que tengamos el valor de poner sobre la mesa los temas relevantes de la agenda nacional y abordarlos desde mas de un punto de vista, como corresponde al quehacer periodístico serio.

            Basta revisar las cuentas en redes sociales de periodistas como Ricardo Alemán, el monero Alarcón y muchos otros, para ver el tono y la cantidad de insultos que reciben, cada vez que sus comentarios no aplauden las iniciativas del gobierno federal.

            En lo local, no es muy diferente. Hay una buena cantidad de periodistas que son injustamente acusados de estar en contra del gobierno de Cuitláhuac García Jimenez, al ejercer su derecho a cuestionar acciones y desiciones de gobierno que son del interés de todos los veracruzanos: los que votaron por MORENA y los que no.

            Muy pronto Carlos Loret de Mola volverá al aire, esta vez en WFM, lo que supone un logro a la libertad de expresión. Ojalá que las pautas para garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información sean claras y nadie las perdamos de vista. Ojalá se termine la impunidad en los casos de asesinatos contra periodistas. Ojalá México tolere a la prensa libre con sus opiniones a favor y en contra; de todo tipo. Ojalá la exposición de las ideas deje de ser peligroso y los periodistas recuperemos la salvaguardia del derecho a vivir dignamente de este oficio en el que “se sufre como perro”, Gabriel García Márquez dixit. Y por último, que cada día sean mas y más las plumas libres, valientes y poderosas porque México necesita contrapesos.

            Cualquier comentario para esta columna que RESISTE a: [email protected]

Enlaces de interés