¡¡ Becas para Teocelo…!!

Alfonso Mora Chama

Espacio 13

 *Más de cuatrocientas para estudiantes teocelences, otorgadas en dos etapas…

 *Vibrante mensaje del alcalde Mario Chama ante maestros, padres de familia y alumnos.

 “A las plantas las endereza el cultivo, a los hombres, la educación”.

 Alfonso Mora Chama

    La sonrisa de los alumnos y de sus padres, de sus abuelitos y de los maestros, fue suficiente para valorar el evento en donde se hacía entrega de 200 becas a estudiantes de primaria, de la cabecera municipal y de las comunidades…además a los destacados alumnos de la secundaria que lleva el nombre del ilustre pedagogo, Manuel Crisanto Tello Medorio, becas de mil pesos para cada uno de ellos con excelente aprovechamiento.

   Muy emotivo y familiar esta entrega de becas, en una calurosa mañana en las instalaciones de un plantel educativo que guarda la historia educativa de Teocelo, quizás después del Colegio Vasco de Quiroga, y la primaria Luis Hidalgo Monroy, la secundaria en donde tuve la oportunidad de cursar hasta concluir aquí mis estudios de esa etapa de mi vida estudiantil…formamos con compañeros de este plantel educativo, la primera banda de guerra, allá por 1962 cuando las cornetas y tambores los obsequiaba el ayuntamiento porque desaparecía con sus integrantes, gente de centrales obreras, CTM y CROC principalmente…

   La llamada escoleta la hacíamos por las noches en la explanada de palacio municipal, con el instructor Memo Lozada, después con el maestro Lorenzana…Este día que el alcalde de Teocelo, Mario Chama, me invitó a la entrega de becas y me hizo el alto honor de formar parte del presídium, incluso para entregar diplomas y cheque a los alumnos destacados, recordé los años en la Manuel C. Tello, en esa época instalada en la primaria Luis H. Monroy…con los excelentes y dedicados maestros, Bartolomé Morales, Angel Gómez Calderón, Manuel Díaz López, Roberto Martínez Cubría, entre algunos…los dolorosos recibos mensuales del pago de estudios, 20 pesos…el refresco con el “Tío Lamón” y las gorditas y empanadas con doña     y más todavía acordarme del baile de graduación amenizando “Toño Quirasco” y su guitarra hawaiana; mi pareja de vals la estimada Malena Anell…todo como un casete se retrasó de momento…mientras los alumnos recibían una a una sus esperadas becas de mil pesos.

    En realidad son muchas, demasiadas becas las otorgadas este día, y las que se entregarán el día 28 de junio de este año, en su segunda etapa, conseguidas por el alcalde Mario Chama, unas en la SEV y otras por parte del honorable ayuntamiento…un hecho histórico que da realce a un pueblo esmerado y trabajador, reconocido por su alto grado de cultura y de cientos de universitarios que por la necesidad y de acuerdo a los logros en sus estudios se ven en la necesidad de salir del suelo teocelence, para demostrar su capacidad y su inteligencia…orgullosamente de la secundaria Manuel C. Tello, han salido médicos, químicos, enfermeros, dentistas, abogados, contadores, arquitectos, ingenieros…bueno hasta periodistas.

    420 becas que otorga la SEV y el Ayuntamiento que encabeza Mario Chama, que marcan el antes y el después en la vida social y cultural de Teocelo; si, porque de la educación se basa todo el progreso, buscando y concentrando la calidad, en un derecho y eliminando el lucro, en un aumento de la responsabilidad del Estado en el financiamiento de la educación en parejo con el ayuntamiento que hoy rige e integra los destinos de Teocelo…

  Comparto con los lectores, con el medio estudiantil y maestros de Teoclo, con las mismas autoridades municipales, parte de unas palabras pronunciadas por el mismo maestro Manuel C. Tello, cuyos datos y fecha, se anota al final de estas brillantes  y sinceras palabras, al referirse a él mismo:

“Este es pues, Manuel C. Tello: un simple maestro de escuela, pero al decir simple, no quiero decir nada en desdoro de mi profesión, la que he desempeñado por 53 años, y sigo desempeñando; digo simple, atento al sentir que la voz conocida y popular expresa: que la pedagogía, la vida del maestro de escuela, no da para automóvil, y efectivamente ¡yo no tengo automóvil! Claro, si es simple desde el punto de vista material el servicio docente, no lo es desde el punto de vista espiritual…¡es tan gran de mi profesión! ¡la quiero tanto!

Quiero dejar también mi voto, porque si creen ustedes que este hermoso edificio va a llevar mi nombre, solamente pido que siempre esté limpio…Quiero dejar esta protesta como un juramento. Manuel C. Tello es solamente un profesor de escuela. ¡Pero es un hombre limpio!
Palabras pronunciadas por el ilustre pedagogo Don Manuel Crisanto Tello Medorio, en la ceremonia de inauguración de la escuela primaria “Kilómetro 52”, que a partir del 1 de octubre de 1956 lleva su nombre. Calle Sarabia, Col. Manuel Ávila Camacho, Poza Rica, Ver.

Enlaces de interés