Bernie Sanders. Avance de la Izquierda…. en Estados Unidos.

Por: Aureliano Hernández Palacios Cardel

A los que nos gusta seguir de cerca algunos temas que parecieran no tener tanto impacto en la vida política nacional o en la economía del país, pero que definitivamente marcan el sello de una nación con valores o una nación despótica, estamos esperando a que figuras como el Padre Solalinde se manifiesten sobre lo que ha ocurrido en estas semanas en la frontera sur. Las imágenes que parecieran de intransigencia por parte del Gobierno y la Guardia Nacional y que la oposición al gobierno se ha dedicado a promocionar como el verdadero muro de Donald Trump, deberán estudiarse más minuciosamente y por ello es, que esperamos ver la postura de tal vez el más representativo de los actores en defensa de migrantes no sólo en México, sino en el mundo, el padre Solalinde.

En un tuit, que no se si sea el más reciente, Solalinde afirma que expresará su sentir, pero que primero debieran de hacerlo los responsables de la política migratoria. Sin embargo, el que no ha parado de hablar del tema y que incluso ha puesto en evidencia alguna de las formas de poder dentro de la dinámica parlamentaria, es Porfirio Muñoz Ledo, quien ha sido muy crítico a las medidas de retención en la frontera a la caravana migrante, y con un análisis jurídico constitucional bastante claro.

Sin embargo, posturas simplistas de la oposición no son tan fáciles de digerir cuando hay un fenómeno tan complejo en todo el mundo y que tiene que ver con la migración. Las migraciones de África y Siria, con imágenes mil veces mas desgarradoras con niños hundiéndose literalmente en el Mediterráneo, dan cuenta de que no es un problema que sólo pase en Tapachula Chiapas, sino en todo el mundo y el nacionalismo de izquierda o de derecha en Europa sobre todo, ha puesto cada vez más límites a la adopción de migrantes en los países ricos.

Otro de los temas que tampoco son tan trascendentales en la vida política nacional, pero sí en lo económico, es el ascenso en las encuestas del que pudiera ser el principal opositor a Trump en las próximas elecciones de Estados Unidos. El viejito desalineado de Vermont, uno de los pueblos donde no pasa nada en el noreste del país veicino, un socialdemócrata que fuera en su juventud desde  miembro de la juventud socialista hasta miembro de los kibutz en Israel (Sanders es hijo de inmigrantes judíos polacos).

Bernie Sanders es todo lo que buscamos quienes simpatizamos con la izquierda más que con la social democracia. Se ha opuesto al Patriot Act de Bush que era a todas luces un acto fascista. Asimismo se ha opuesto a las intervenciones en Irak, a los patrocinios de golpes de estado en América Latina como el de Honduras en la administración demócrata de recientes años e incluso se ha opuesto a los bombardeos sobre Gaza por parte de Israel, que cuando se ve con sentido común mas que con odio nacionalista, se entiende que será lo que el día de mañana generará mas encono de los fundamentalistas árabes para devolver la violencia y el resentimiento generado por los bombardeos.

Sin embargo, los gobiernos que mantienen cierta congruencia con los fundamentos de izquierda querrán evitar la usura de los más ricos, el favorecer el capital privado por encima de los derechos de los trabajadores, así como tener posiciones de política exterior que traigan un sentido común de bienestar a los pueblos y sobre todo a los pueblos mas necesitados.

Recuerdo que el día que murió en el accidente de avión Mouriño el Secretario de Gobierno de Calderón, coincidió con la elección de Obama y de tanto tuit y post en Facebook no pude mas que escribir: “no  @%&, ni Mouriño era un Santo ni con Obama va a cambiar Estados Unidos”, o algo así decía la frase que hizo enojar a varios.

Al paso de los años nos dimos cuenta que efectivamente las dos premisas eran verdad. Y es lo que seguramente quienes nos alegramos de que ganara Obama, pudiéramos estar contentos de que la izquierda ocupe los principales escaños de poder en el mundo.

Sin embargo cuando llegue un nacionalista de izquierda que quiera proteger a los trabajadores estadounidenses y que no quiera establecer ventajas para el comercio donde las ganancias principalmente se van a los mas ricos y que no quiera intervenir en algunos países donde las grandes corporaciones se beneficiarían, como ejemplo el petróleo o algunas de las zonas enemigas del actual Estados Unidos, seguramente querrá impedir también que los migrantes que quitan trabajo a los obreros nacionales, y el método que se diseña cuando estás en el poder, no siempre es el mismo que hubieras pensando estando en la oposición.

Basta ver la posición de Sanders quien votó en contra del TMEC y que ha afirmado que sólo favorecerá al gran outsourcing (discurso político conocido hoy mas que nunca) internacional que es el maquilar fuera de sus fronteras. Por ello, la victoria de Sanders sería un gran paso para la izquierda…..de Estados Unidos.

Así de compleja es la relación México-Estados Unidos, donde no necesariamente el tener ideologias similares igobernando ambas naciones, traerá objetivos comunes.

Aureliano Hernández Palacios Cardel 
Economista con maestría en políticas públicas, ha sido administrador público en diversos cargos gubernamentales y actualmente colabora en la Auditoría Superior de la Federación.
Twiter: @Aureliano_HPC

Enlaces de interés