Considera la Iglesia un rotundo fracaso foros de reforma del Código Civil de Veracruz

El matrimonio es una institución natural, no es un derecho. No existe ningún tratado internacional que lo presente como tal, señala

Xalapa Ver., 26 de enero de 2020.- A través de su comunicado dominical, la Arquidiócesis de Xalapa destaca este domingo: La tarde del 23 de enero de 2020, se realizó el último foro organizado por la diputada plurinominal Mónica Robles para promover la reforma del Código Civil de Veracruz. Este encuentro se llevó a cabo a las 16:00 hrs. al interior del edificio del Honorable Congreso del estado de Veracruz, en el auditorio Sebastián Lerdo de Tejada cuya capacidad es de 215 lugares.

El espacio fue llenado con aplaudidores previamente seleccionados. Extrañamente se terminaron los espacios del auditorio pues los pases de ingreso fueron asignados a los activistas que promueven esta reforma; los mismos panelistas eran personas afines que fueron a elogiar la reforma; toda una camarilla que no representa los intereses de los ciudadanos. La participación fue sólo aparente.

La reforma del Código Civil que propone la diputada busca entre otras cosas modificar el concepto de Matrimonio para abrir la puerta de modo que también se le denomine así a las parejas del mismo sexo que decidan hacer un contrato civil para vivir juntos. El matrimonio es por definición entre un hombre y una mujer, de esa relación surgen los hijos. Por eso es que el matrimonio es el fundamento de la familia. La familia es la base de la sociedad.

El Matrimonio no se puede equiparar con ninguna otra relación socio asistencial, sexual y/o afectiva. El matrimonio es una institución natural, no es un derecho. No existe ningún tratado internacional que lo presente como tal. No existe el mal llamado “matrimonio igualitario”, eso es una ficción jurídica. Sólo existe el matrimonio.

En la Iglesia católica respetamos a las personas homosexuales o lesbianas. Si el estado desea dar algún tipo de protección a su relación, no es necesario desmantelar la figura jurídica del matrimonio, pues éste tiene características especiales, fines propios y una naturaleza que no es comparable con ninguna otra relación.

El foro de Xalapa sobre el Código civil se desarrolló con muchas irregularidades que ponen en entre dicho lo que se expresa por medio de declaraciones y de discursos. Es mentira que la diputada promueva la inclusión, el encuentro, el diálogo y la no discriminación. Eso es pura palabrería. De otra manera no hubiese cerrado las puertas a los ciudadanos dejándolos afuera en la calle y blindándose con fuerzas de seguridad.

Muy lejos quedó la participación abierta de todos los interesados en el tema, no se percibió ninguna intención por escuchar las voces de los ciudadanos que defienden la familia y el matrimonio natural. A la sala sólo entraron personas como si se tratara de un club. Esto mismo sucedió en todos los lugares donde hubo foros; éstos fueron en realidad reuniones amañadas con personas previamente seleccionas para aplaudir y adular.

El “encuentro” de Xalapa fue un foro a modo. Se esperaba tal vez que Xalapa coronara una gira triunfal por diversas ciudades del estado. En realidad fue un fracaso más. El foro solo evidenció las intenciones y estrategias de la diputada. No en balde vino a Xalapa el subsecretario de los derechos humanos para tomar la batuta y dar línea para llevar a cabo la reforma. Lo que no contaban es que se encontrarían con manifestantes que muestran su repudio a la Iniciativa Robles y que los foros además de ser un gasto innecesario fueron en realidad un rotundo fracaso. Existe un rechazo ciudadano a la reforma del Código Civil. Ojalá lo entiendan.

La gente necesita seguridad, empleo, medicamentos, mejores oportunidades; no que lastimen a la familia. Los temas de la reforma del Código Civil sólo son una prioridad en el corazón de quien los promueve.

Un hecho más muy delicado que evidenció al mismo Honorable Congreso es que la supuesta casa del pueblo donde deberían existir puertas abiertas para todos, fue secuestrada para organizar el evento de una sola persona. El Congreso fue tomado por varias horas para dar la apariencia de que la iniciativa Robles transitaba pacíficamente.

La batalla no termina ahí, la gente seguirá manifestándose, esperamos que los diputados verdaderamente escuchen la voz de quienes los eligieron. Se ha anunciado que llegará un gran contingente al Congreso del estado. El pueblo sabio está dándose cuenta de quienes lo representan en sus convicciones y en sus valores. El pueblo bueno y sabio no renunciará a sus principios.

Pbro. José Manuel Suazo Reyes Director Oficina de Comunicación Social Arquidiócesis de Xalapa

Enlaces de interés