Construyamos la confianza

Construyamos la confianza

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Los candidatos a diputados federales para la elección del próximo mes de junio del presente año tienen un escenario bastante difícil. Existe un creciente reclamo de los ciudadanos que piden ser escuchados y atendidos, sobre todo por quienes se presentan como servidores del pueblo. Delante de sí hay una realidad muy cruda que está lastimando a la sociedad.

Existe una desconfianza generalizada hacia los políticos, debido, entre otras cosas, a las pocas certezas que la gente encuentra en las autoridades, sigue habiendo corrupción de servidores públicos y lo más grave es que pasa un poco de tiempo y se les vuelven a encomendar cargos donde seguramente volverán a hacer lo mismo; es lamentable que la justicia se negocie; no se perciben avances significativos en materia de seguridad, aunque sabemos que la inversión ha sido mucha, los pocos resultados son poco convincentes; sigue habiendo pendientes muy fuertes en materia de salud, empleo, economía y educación; los productos del campo no tienen valor y cuesta mucho producirlos, la canasta básica cada vez está más cara, los empresarios se quejan de que no les pagan, las pasarelas de algunas personalidades públicas, parecen más bien una burla para el electorado.

Ha ido creciendo en la mayoría de la población una desconfianza notable hacia los candidatos y partidos, sobre todo cuando se siguen presentando propuestas irreales; la desconfianza alimenta el desaliento, la indiferencia y hasta la agresividad. Se percibe además un desequilibrio en la cobertura de los candidatos; mientras que algunos todos los días aparecen en los medios y nos enteramos de lo que andan prometiendo, otros ni siquiera sus rostros conocemos. Eso no es una buena señal de nuestra democracia.

Ahora bien, como han expresado los obispos mexicanos, en su reciente mensaje del 16 de abril de 2015: «los mexicanos no podemos acostumbrarnos a lo que destruye la dignidad del ser humano y el valor de la vida». La corrupción, la opacidad y el cinismo no pueden tener la última palabra en nuestra sociedad. No es ese el México que necesitamos ni es la patria que deseamos. Por ello a todos nos urge la honradez, la rectitud, la práctica de la verdad, el orden, la justicia y la paz. Necesitamos urgentemente vivir en un estado de derecho para que la justicia no se negocie. No se puede tolerar ni apoyar a quien busca el poder sólo para favorecer sus intereses personales o de partido; no se puede apoyar a quien no busca el bien común y no quiere servir a nuestra sociedad, sino servirse de los demás.

Los mismos prelados mexicanos, insisten en que «se necesita crear la confianza para construir el futuro». La confianza surge cuando existe certeza de que el servidor público está buscando el bien común. La población necesita tener certeza de que las instituciones y autoridades trabajan responsable y honestamente por el bien de todos, particularmente por los que menos tienen. «La confianza se gana hablando con la verdad, cumpliendo los compromisos, construyendo la justicia y respetando la vida; a ejemplo de Cristo, que pasó por este mundo haciendo el bien, por eso confiamos en él».

Esta realidad apenas esbozada, no se va a componer sola ni es responsabilidad sólo de la autoridad, todos los sectores de la sociedad necesitamos trabajar para construir la confianza: las familias, los maestros, las comunidades, las autoridades y todas las instituciones públicas y privadas debemos educar en la confianza con nuestro ejemplo. «Que cada quien cumpla bien sus responsabilidades, actuando con legalidad, honestidad y solidaridad». Ya no más mentiras, injusticias, ni corrupción. Eso es lo que merecen y esperan todos los ciudadanos que integramos este país.

Nos auguramos que los candidatos a diputados federales de verdad, tengan el firme deseo de servir a nuestra patria y que con su ejemplo ofrezcan la confianza para poder encomendarles el oficio que aspiran alcanzar el próximo mes de junio. ¡»Todos debemos participar para construir un México en el que confiemos unos en otros! Si actuamos con verdad recuperaremos la confianza» (19/04/2015).

(El Pbro. José Manuel Suazo Reyes es el Director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa.)

Enlaces de interés