DESDE COSER UN BOTÓN…

DESDE COSER UN BOTÓN…

Por Irene Arceo

“En política hay que saber, desde pegar un botón hasta matar a un cabrón”. Esta frase se la escuche decir a la tlaxcalteca Beatriz Paredes, eterna beneficiaria del priismo quien en este sexenio peñista, después de varios errores y fracasos electorales disfruta en Brasil como embajadora.

La anécdota, fue en tiempos del gobierno de Ernesto Zedillo. Yo acompañaba a Bulmaro Pacheco, un político sonorense que fue gran amigo del asesinado Luis Donaldo Colosio Murrieta. Estábamos en un aniversario de la muerte de don Jesús Reyes Heroles en el elegante panteón francés de la Piedad del Distrito Federal, Beatriz Paredes acabada de dejar el cargo de subsecretaria en Gobernación y andaba en busca de otro acomodo. Como estaba momentáneamente sin puesto, lucía accesible y coloquial, tal como suelen actuar los que se dedican a usufructuar el poder público.

El Panteón Francés de la Piedad construido en el siglo XXI y cuya entrada marca la frase “Heureux qui mort dans le seigneur” (Dichoso aquel que muere en el Señor) se localiza sobre Avenida Cuauhtémoc a un paso de la Colonia Roma y del Centro Médico Nacional Siglo XXI. Su diseño está inspirado en los panteones de Paris como el de Montparnasse y el de Père Lachaise, con una gran avenida central que remata en la capilla funeraria en torno a la cual se encuentran todos los mausoleos.

En esa atmósfera serena, arbolada y sobria que alberga la quietud de cúpulas góticas y sepulcros magníficos y suntuosos de piedra o mármol, estaba ahí parada Beatriz con su huipil manchado de sudor amarillento en el contorno las axilas. Sus pequeños pies calzaban unos masculinos botines negros. Vi su rostro fuerte enmarcado por su pelo rizado y suelto y agudice mi oído cuando su voz determinante y acentuada lanzaba esa frase que la remitía a la infalible formula de seguir de manera permanente con fuero, influencias y riqueza.

A inicios de este año, el gobierno de Javier Duarte de Ochoa decidió aprehender a la hoy ex alcaldesa de Alvarado Sara Luz Herrera Cano, acusada por la Procuraduría de Justicia de Veracruz como presunta autora intelectual del homicidio de su ex secretario particular Michel Martínez Corro, que era, según decía ella como su hijo y dormía con él en la misma cama, aunque no por una relación sexual, debido a preferencias diferentes de ambos.

Avisados con insidiosa anticipación por el área de prensa de la Procuraduría de Justicia de Veracruz, región Veracruz,-por órdenes de arriba, dicen-, los ávidos comunicadores pudieron presenciar ampliamente como se exhibió a la ex alcaldesa priista con un trato ostensiblemente denigrante cuando fue llevada a declarar. Sin su característico peinado de salón y su cuidado maquillaje, sino de cara lavada con el pelo alborotado, montada en la batea de una traqueteada camioneta. La mujer sonreía y callaba en su trayecto desde las instalaciones del “El Penalito” que es la oficina de la policía intermunicipal de Veracruz-Boca del Río, hasta llegar ante el juez Tercero de Primera Instancia ubicado en e l ex penal de Allende en el puerto de Veracruz.

Sara Luz Herrera Cano, vestida con sudadera y pants color naranja de la firma Tommy Hilfiger, iba trepada con las manos esposadas, hombro a hombro con otros presuntos delincuentes acusados de robo, violación y tentativa de homicidio. Antes de entrar al penal de Allende, Sara gritó: “¡soy inocente señores!, mi detención tiene que ver con un revanchismo político por parte del nuevo alcalde de Alvarado Octavio Ruiz Barroso del PRD..”

El nuevo alcalde de Alvarado, Tavo Ruiz le ganó dos a una la candidatura al ex alcalde panista Bogar Ruiz (odiado antecesor de Sarita) quien deseaba repetir como presidente municipal de ese puerto, representando ahora al partido AVE. La esposa de Octavio Ruiz se llama Marliz Plata. Ella fue regidora perredista durante el trienio de Sara y mientras le llevaba inquisidor marcaje personal a la alcaldesa dentro de la comuna municipal, siguiendo todos sus yerros y tachando sus conductas excesivas, la pareja fue fortaleciendo su proyecto mediante una fundación llamada “Trabajando Responsablemente por tu Bienestar” que con recursos del mismo ayuntamiento apoyaba a personas de escasos recursos en Alvarado, para después traducirlo en votos a su favor.

Con todos los sucesos que se fueron agolpando, de nada sirvió la imposición del presuntuoso notario David García Luna como candidato de la alianza PRI- PANAL- PVEM a la alcaldía, toda vez que la población alvaradeña suele encandilarse más por la persona que por el partido, por ese motivo, el PRI -en tiempos de Fidel Herrera Beltrán- tuvo que invertir mucho dinero en este distrito electoral para poder recuperarlo con la candidatura de Sara en el 2010- 2011 y en esa labor ayudó mucho Luz del Carmen Santiago García alias “la chupa dedos ” quien se las rifó consiguiendo votos, ofreciendo apoyos económicos y materiales a la población más necesitada durante la campaña de Sarita. Como premio a su lealtad y dedicación, una vez instalado el ayuntamiento priista, fue nombrada directora de comercio y era, una de las personas más cercanas a la alcaldesa que la emulaba en todo: se puso rayos en el pelo, se maquillaba exageradamente los ojos, se ponía uñas de acrílico decoradas, se operó la nariz, se hizo la liposucción y mejoró notablemente su alvaradeño nivel de vida, ya que le permitían quedarse con algunas cuotas y se le otorgaban ciertas canonjías por favores especiales, según e l estado de ánimo de la alcaldesa.

Todos comentan que la ex alcaldesa Sarita, disfrutó pleno y redondo el poder durante su mandato en Alvarado, con maquillista y peinador a sueldo; cirugías reductivas y estéticas; ropas costosas, propiedades inmobiliarias adquiridas; viajes frecuentes , así como comidas y bebidas en sus fiestas privadas donde siempre era requerida la Chupadedos. Su propia impulsora política, doña Delia criticaba sus excesos a partir de su llegada a la alcaldía, siempre rodeada de choferes que la llevaban y traían en sus camionetas ultimo modelo y veía mal que su jornada transcurría mareada por lacayos que le cumplían todos tipo de caprichos inherentes al fuero y el poder. Al término de su periodo, sola, con la cara al natural, como cuando lavaba las pailas de manteca en casa de su hada madrina Delia Ortíz de Pensado siendo niña, desde la batea de la camioneta policial Sarita, soportó los groseros insultos de los familiares de los otros detenidos involucrados en el homicidio de Michel Martínez y le echaron leña a l fuego. Dicen que Doña Delia participó en el operativo de la detención pues llegó a bordo de un vehículo a visitar a Sara, y con algún pretexto la sacó del domicilio, y cuando ambas se encontraban en la calle a bordo de la camioneta, apareció la policía para aprehender a Sara.

Alvarado ha significado en los últimos sexenios estatales un territorio codiciado por los políticos y empresarios veracruzanos, debido a su amplia extensión con gran proyección residencial comercial y turística. Por el desconocimiento y falta de preparación de los alcaldes que han desfilado en el palacio municipal, la generosa Alvarado obtiene precarios ingresos en materia predial y presenta inercia en su desarrollo y progreso a pesar de que en su jurisdicción llega hasta el puente de Boca del Río y abarca gran parte de la Riviera Veracruzana. Sitio favorito de los políticos, amanuenses y socios gubernamentales donde han construido grandes condominios y residencias con todas las facilidades.

Por lo anterior, la “ejemplar” hazaña del gobierno de Javier Duarte no convence a nadie. Porque (usaré una frase duartista, peñista y de Televisa) : “al final del día” ahí siguen regodeándose hasta el hartazgo todos los ex excaldes y ex alcaldesas que acaban de dejar sus ayuntamientos saqueados y endeudados moviendo nerviosamente sus relaciones en reuniones dentro exclusivos restaurantes, audiencias cupulares o recurriendo a insistentes repiqueteos telefónicos para buscar otro hueso que les permita seguir gozando de la vida dentro presupuesto público. Esto es así: comentan en corto, simplemente esperar “Tranquilo (a), tu fresh y yo Cool” a que se cumplan los tiempos para que llegue la orden de reacomodo “de allá arriba” como cobro de facturas por los negocios, complicidades y diezmos en presupuesto e inversiones que fueron acordados como valor de cambio al darles el chance de llegar a ser esos sicofantes presidentes municipales o esos inefables gobernantes o legisladores que hemos tenidos y seguiremos teniendo.

La captura de la pobre Sarita, sirve para que el gobierno estatal, aproveche la oportunidad de alardear que “en Veracruz no hay impunidad, y que nadie está por encima de la ley”. Javier Duarte diría: La ley es la ley, lo he dicho y respondido; aquí no hay una cacería de brujas, ni hay una consigna para alguien determinado. Simple y llanamente es el Estado de Derecho el que nos rige”. Pero… ¿quien cerrará la reja?

Ya ven Ustedes, reaparece en escena desde Brasil, Beatriz Paredes, supuestamente imponiendo a su congénere, la insaciable ex alcaldesa de Xalapa Elizabeth Morales empecinada en filtrar en medios su nombre como prospecto para dirigir el PRI estatal, tal como lo hizo al buscar la dirección de los Juegos Panamericanos y no le salió su intentona. Mientras Elizabeth hace lo propio, el cuidadoso y e hijo obediente, Américo Zúñiga Martínez, convertido en presidente municipal de Xalapa prefiere no barrer para atrás ni sancionar la corrupción y e l desprestigio heredados de Elizabeth, de la misma forma que e l otro hijo obediente a quien le regalaron la alcaldía de Veracruz, el buen Ramón Poo Gil, tiene instrucciones precisas de no tocar ni con el pétalo de una rosa a su antecesora Carolina Gudiño Corro, dedicada enteramente a la maternidad, mientras su hermano Gustavo Gudiño Corro, diputado fortuito del PRI, se atreve a recomendar a Elizabeth Morales como una idónea dirigente del tricolor en el estado.

Aquí cabe la expresión: Cosas veredes, que se remonta al Cantar de Mío Cid, cuando Rodrigo Díaz de Vivar le dice a Alfonso VI: “Muchos males han venido por los reyes que se ausentan…” y el monarca contesta: “Cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras”. ¡Cosas Vederes Mio Cid!….

Enlaces de interés