DESPUÉS DEL NIÑO AHOGADO

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

  

Este México nuestro sigue siendo de coyunturas, madrazos mediáticos y ocurrencias.

Pocos toman en serio las cosas, todo es al famoso “ahí se va”, no hay manera de que en general, hagamos planeación seria y responsable.

El caso de los robos y los descarrilamientos de trenes en la zona centro de Veracruz volvió a ser noticia y lo sigue siendo ya por una semana.

El accidente en la zona de Orizaba que por fortuna no dejó muertos, se convirtió, para variar, en dimes y diretes en medios sin que hasta ahora nadie haya probado sus dichos.

La encargada de relaciones gubernamentales de Ferrosur, Lourdes Aranda, sostuvo en diversos medios nacionales que fue sabotaje, en tanto acá el gobernador insistía que no. Como sea, varias familias hoy no tienen hogar como consecuencia del accidente.

Y van para largo.

De repente algo pasó, por fin se juntaron, hicieron estrategia conjunta, llevaron a cabo reunión también en Orizaba y ahora si, estado, municipio, federación y empresa ya tienen plan, ya están coordinados y ya estrenaron operativo.

Muy bien.

Pero porque hasta ahora? Porque hasta que casi lamentamos una tragedia? Porque hasta que se cansaron de darse con todo en los medios?

Ese es el México que ya no puede ser. El de hasta que el niño se ahoga tapamos el pozo.

Si había ya documentados varios asaltos y accidentes en esa zona, porque no dialogaron y se pusieron de acuerdo desde antes?

Solo ellos lo saben. Lo importante es que ya está en marcha el operativo y quienes viven en las inmediaciones de las vías podrán estar tranquilos.

Por favor, no se olviden de quienes perdieron sus casas. Menos tramites y mas trato digno.

Enlaces de interés