El minigobierno de Bola 8

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

Seamos sinceros… ¿a poco no hubiera estado mejor una guerra interna palaciega, llevada al Congreso local, para disputarse el control de la Fiscalía General del Estado? ¡Claro que sí! Muchos hubiéramos pagado por ver el choque de trenes entre Verónica Hernández Giadáns por el equipo de Bola 8, y Ailett García Cayetano, del equipo de Cuic… ¡pero no! la hermana de Dorheny tuvo que “optar” por buscar la Fiscalía Anticorrupción y con ese movimiento, dejar en claro realmente quién lleva mano en todo lo que concierne al control en Veracruz.

En política como en cualquier escenario, a veces la lucha contra tus monstruos te lleva a convertirte en lo que combates, como ocurre ahora en este Gobierno que desde que inició, no ve nada más terrible y despreciable que las administraciones anteriores y si puede, les endilga el apellido Yunes… pues a como van las cosas, Eric Cisneros Burgos va que vuela en convertirse, por supuesto, en su justa dimensión y hasta donde le alcance, en lo que muchos creen que fue Yunes Linares en el Gobierno de Chirinos.

El papel del secretario de Gobierno es hacerse cargo de los asuntos políticos del Estado, hacer que la entidad lleve la fiesta en paz, concertar con las fuerzas políticas y de alcanzarle, hasta las económicas de nuestra geografía, todo para que el Gobernador salga a palestra con todas las de ganar.

Si bien, para realizar su tarea, se debe tener control de casi todo, igual se debe tener en claro que al jefe no se le rebasa ni por la izquierda y ahora, en el caso de la disputa por la Fiscalía, las apariencias nos confirman lo que muchos ven en el Gobierno estatal: quien manda, es Cisneros…

Puede tener las mejores intenciones Verónica Hernández Giadáns en su aspiración por la Fiscalía, pero la forma en que llega y de donde llega, la ubican más como subordinada del secretario de Gobierno y por ende, una extensión de poder del 8 (acá ya acabó la designación clave “el 2”)…

Mismo caso ha de ocurrir si Ailett García llega a ser la Fiscal Anticorrupción… una extensión del Gobernador, vía Dorheny… pero el asunto es quién está por encima de quién y no nos referimos a las damas, sino a los caballeros: la carta de Eric pesa más que la de Cuitláhuac.

Hay quienes consideran, no de ahora, sino desde el inicio de esta administración, que Bola 8 viene preparando el terreno para dos vías:
La primera) Para su candidatura por la diputación federal por la zona cuenqueña.

La segunda) Para la candidatura por la Gubernatura de Rocío Nahle, personaje con quien lo vinculan estrechamente… bueno, angostamente.

En pocas palabras, hablamos de que pudiera estarse gestando dentro del Gobierno estatal, un minigobierno aprovechando la buena fe, las buenas intenciones, la bonhomía (como insisten en pintar a Cuitláhuac) de un hombre que en verdad cree a pie juntillas en la Cuarta Transformación aunque algunos de sus subordinados vean en su gobierno sólo el medio para trascender, no en la historia, sino en el poder…

Mientras, quien lleva mano en la contienda por la Fiscalía, es el secretario de Gobierno, cuyo alfil tiene enfrente a un Tomás Mundo Arriasa con la gama de experiencia y grados, que a estas alturas, ha de incomodar ya a los apostadores de Verónica, a quien sin querer, ya metieron en la gestación de este minigobierno que encabeza Bola 8.

Aunque… ¿qué pasaría si Tomás Mundo fuera designado Fiscal? ¿Quién realmente ganaría? ¿Bola 8, Cuic… o Veracruz?

[email protected]

Enlaces de interés