El neoliberalismo, ¿QEPD?

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Arturo Francisco Gutierrez Góngora*

Cuando se enseñan los distintos sistemas económicos que han prevalecido en el mundo se dice que uno de ellos es aquel donde funciona la economía de mercado, la intervención del Estado es mínima y busca respetar y hacer respetar los derechos de propiedad, y su característica básica es que en la totalidad de mercados existen altos grados de competencia económica; son la oferta y la demanda, vía el sistema de precios, los que determinan la asignación de bienes entre los distintos agentes económicos. El caso típico para ejemplificarla son los Estados Unidos de América.

El segundo sistema es el socialista que estuvo vigente en los países del oeste de Europa y representado por la extinta URSS, en el cual el Gobierno planifica y realiza las funciones que en el sistema señalado anteriormente el mercado hace. Esto es, el Estado es dueño de los medios de producción y de los canales de distribución.

Finalmente, y que es lo que ocurre en la mayoría de las economías del mundo, el sistema económico mixto es en el que ocurren una combinación de los dos sistemas descritos antes.

México se inscribe en la categoría de sistema económico mixto pues el Estado además de hacer respetar los derechos de propiedad es también un estado productor y distribuidor en determinados mercados, petróleo y energía eléctrica, entre otros. En el resto de los mercados el Estado mexicano busca, en algunos casos sin alcanzarlo, que exista competencia económica.

“El Consenso Washington”, que se debe a John Williamson, cuyo escrito señala diez temas de política económica en los cuales, según el autor, “Washington está de acuerdo”, “Washington” significa el complejo político-económico-intelectual integrado por los organismos internacionales (FMI, BM) y los grupos de expertos.

Una primera aproximación para determinar que el sistema económico de mercado ha quedado en el pasado o sus principales bases siguen vigentes, es la revisión de esos diez temas de política económica prevalecientes en el “Consenso Washington”:

1. Disciplina presupuestaria. El presupuesto de egresos de la Federación para 2019 si de algo consta es de disciplina presupuestal y de manejo prudente de las finanzas públicas.

2. Cambios en las prioridades del gasto público (de áreas menos productivas a sanidad, educación e infraestructuras). Es el caso vigente.

3.-.Reforma fiscal encaminada a buscar bases gravables amplias y tasas marginales moderadas. Se mantienen hasta ahora las vigentes que han buscado ampliar las bases y tener tasas competitivas a nivel internacional

4.- Liberalización financiera, especialmente de las tasas de interés. La autonomía del Banco de México garantiza este punto.

5.- Búsqueda y mantenimiento de tipos de cambio competitivos. El tipo de cambio en México es fluctuante y permite mantener la competitividad de nuestras exportaciones.

6.- Liberalización comercial. EL tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá se mantiene vigente y se pretende que continúe en el futuro.

7.- Apertura a la entrada de inversiones extranjeras directas. Se considera en esta administración fundamental para el logro de los objetivos de crecimiento económico. ¿Ejemplo? La convocatoria a empresas extranjeras para construir la refinería de Dos Bocas.

Dudo que se dé paso hacia atrás en materia de privatización y desregulación y sin duda estarán interesados en hacer respetar los derechos de propiedad, única fórmula para dar certidumbre a los agentes económicos y lograr los objetivos macroeconómicos en materia de crecimiento, inflación y nivel de empleo.

Finalmente y no menos importante, si se revisa cualquier manual de economía moderna (basada en el sistema de mercado) se encontrará que el 87 por ciento de los economistas está de acuerdo con que el otorgamiento de los subsidios en dinero incrementan el bienestar de los que los reciben mucho más que aquellos que se otorgan en especie (Gregory Mankiw, Principios de Economía, s.a. editores paraninfo).

¿QEPD el neoliberalismo?

P.D. En el IAP fuimos visitados por los amantes de lo ajeno, la falta de herramientas fundamentales para impartir conocimiento no nos detendrá.

*Director del Instituto de Administración Pública del Estado de Veracruz y Catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana.

Enlaces de interés