El Periódico

Gustavo Cadena Mathey

Al estilo Mathey
Gustavo Cadena Mathey 

Buen día apreciado lector:

No se si a usted le pase, pero como decían las abuelas “desde que Dios amanece” a mucha gente siempre le ha gustado por las mañanas abrir la puerta de la casa para recoger el periódico y enterarse de las novedades en el pueblo.

Hasta la aparición de las redes sociales el periódico siempre fue una tradición en amplio sector de las familias mexicanas.

Este reportero vivió y empezó a oler y percibir el típico olor de la tinta allá por los años 60; junto con mi padre José Antonio, el abogado Yayo Gutiérrez creó el semanario “El Mensaje, un periódico “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, que poco después sería El Diario del Sur y recién desapareció.

En la internet definen a un periódico o diario como un documento que presenta en orden cronológico o temático, un cierto número de informaciones y comentarios sobre sucesos ocurridos o previsibles durante un período dado, generalmente una jornada o una sucesión de jornadas, de ahí precisamente el nombre de periódico.

Por extensión, un diario también designa una publicación impresa que agrupa y presenta cierto número de artículos sobre los sucesos del día.

A veces cuando lo reflexionamos, en nuestros respectivos tiempos, quienes crecimos con esa costumbre tendemos a creer con aquella famosa frase, que “todo tiempo pasado fue mejor” y que los periódicos perdurarán para siempre. 

Pero resulta que nuestros hijos con la prisa que ahora se vive, han ido creciendo con otra mentalidad, la de las redes sociales, que paulatinamente desplazan al periódico impreso.

Sin embargo, ya un poco a la distancia de su aparición, las redes van resultando poco confiables, peligrosas y no brindan la información seria que toda sociedad requiere. De ello también paulatinamente los jóvenes van descubriendo el riesgo.

Los que vaticinan la desaparición de los periódicos aguanten tantito a que la juventud pase a la madurez y verán cuán equivocados están.

LA NAVAL, DE MANTELES LARGOStarde poética, la del pasado sábado 15 de junio en la cafetería “La Naval”, de Zaragoza y Sebastián Camacho de esta capital. Como parte de la celebración de los 60 años de este popular sitio, el famoso y apreciado Angel R. Fernández se dio a la tarea de reunir diferentes voces con sus respectivas creaciones.

Compartieron la mesa la maestra Elba Prior, Miguel Valera, Rocí­o Martinez, MariAn Martí­nez Quiroz, Juan José González, cuyo trabajo, en ausencia, fue leído por la moderadora Angela Galindo, así como el anfitrión Don Angel Fernández, cada uno con su peculiar estilo. Ya le hablaré de algunos temas que llamarán mucho la atención.

Enlaces de interés