El Señor es mi pastor, nada me faltará (Sal 22) 

Jose Manuel Suazo Reyes

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

El IV domingo de la Cuaresma, en la liturgia de la Iglesia católica, escuchamos las palabras de confianza y de esperanza que expresa el salmo 23 (22). 

“El Señor es mi pastor, nada me falta, en verdes praderas me hace reposar; y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto, así aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. Tu bondad y misericordia me acompañarán todos los días de mi vida”. 

Las palabras del salmista nos llenan de confianza en estos momentos de incertidumbre y preocupación que estamos viviendo en nuestro país ante la emergencia sanitaria del COVID-19. Somos conscientes de lo delicado de esta situación pero también somos personas de fe. Por ello además de las medidas sanitarias que debemos observar, invitamos a todos a ponernos en las manos de Dios alimentando nuestro espíritu mediante la escucha de la Palabra de Dios, la oración y la Sagrada Eucaristía. Las grandes batallas las ganamos cuando las hacemos unidos a Dios. 

En su mensaje reciente, “El Señor camina con su pueblo” que el Arzobispo de Xalapa envió a la sociedad el pasado 18 de marzo de 2020, señaló: “Nuestra caridad pastoral nos mueve a seguir garantizando, a nuestros feligreses, la atención espiritual que los anima y fortalece especialmente en estos momentos de tribulación. Por ello la Iglesia los seguirá alimentando con la Palabra de Dios, la oración y los sacramentos, sin descuidar las medidas preventivas que nos piden las autoridades sanitarias y que recomiendan los obispos de México”. 

“Elevamos una plegaria ferviente por los médicos y el personal sanitario que están enfrentando esta pandemia, así como por los enfermos que están siendo atendidos en las instituciones sanitarias y en sus propias familias”, agregó. 

Los templos parroquiales de la Arquidiócesis de Xalapa se mantienen abiertos para seguir ofreciendo aquellos servicios que son indispensables para mantener la salud espiritual de nuestros feligreses. El fin último de todas las acciones de la Iglesia Católica es la Salvación de las personas. La caridad pastoral nos mueve a caminar cerca de nuestros feligreses, por ello se seguirá celebrando la Sagrada Eucaristía que es el alimento de los cristianos. 

 En este periodo de contingencia sanitaria, el Sr Arzobispo ha dispensado de asistir a la misa dominical a los niños, a las personas mayores de 60 años, a las personas que tienen alguna incapacidad, a quienes padecen alguna infección respiratoria y a todos los que en conciencia y con responsabilidad deciden mantenerse en sus hogares. 

Somos conscientes también, dadas las condiciones de pobreza y miseria que vive nuestro país, que muchas personas que desearían quedarse en su casa, no lo podrán hacer porque necesitan trabajar para poder comer pues cada día con sus manos consiguen el sustento diario. Ante esta contingencia de salud, se necesitaría tener un plan nacional y reorientar los apoyos sociales. La vida de las familias está en riesgo. No basta decirles que se queden en sus casas, los pobres quisieran saber cómo le harán para sostenerse en un periodo de cuarentena. En esas circunstancias necesitaremos no sólo pensar en protegernos nosotros sino también en apoyar a quienes nos necesitan. 

Para quienes permanecen en sus hogares pueden aprovechar los múltiples recursos que se ofrecen hoy por los medios de comunicación, la radio, la televisión y el internet. Para quienes tienen servicio de cable existen canales católicos como MARÍA VISIÓN o EWTN que transmiten la misa todos los días; de igual manera algunas televisoras locales estarán transmitiendo en TV abierta la celebración eucarística dominical. Desde Xalapa, por la radio comercial, tenemos también la trasmisión de la misa del Arzobispo a través del grupo Oliva Radio y del grupo Avan Radio así como del grupo Molina Comunicaciones desde la ciudad de Perote. 

La Arquidiócesis de Xalapa pone a su disposición la transmisión en vivo de la Sagrada Eucaristía. Se podrá seguir, de lunes a sábado a las 6:00 pm y los domingos a las 7:00, 12:30 y 18:00 hrs. A través de las siguientes cuentas: Facebook Arquidiócesis de Xalapa https://bit.ly/38YOCvR ; Facebook Shalom Xalapa Radio https://bit.ly/3b3Rjxx o por la app TuneIn Radio: Shalom Xalapa Radio. 

Después del desierto está la tierra prometida, la noche oscura que estamos comenzando pasará, no será interminable y debemos mantenernos unidos, llenos de esperanza, practicando la caridad, sabiendo que Dios nunca nos abandonará, como dice el salmo que hemos citado, “su bondad y misericordia nos acompañarán todos los días”. 

(El Pbro. José Manuel Suazo Reyes es el Director
 de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa)

Enlaces de interés