Emil Awad: Pasión, indispensable para sobresalir en cualquier rama del conocimiento

La Maestría en Música de la UV fue la primera de su tipo en Latinoamérica

Carlos Hugo Hermida Rosales

Xalapa, Ver., 10 de junio de 2019.- Emil Awad Abed, compositor e investigador del Centro de Estudios, Creación y Documentación de las Artes (CECDA) de la Universidad Veracruzana (UV), se formó en el extranjero en instituciones educativas como la Juilliard School of Music, la Manhattan School of Music y la Universidad de Harvard.

Sus composiciones han sido interpretadas por agrupaciones como Cygnus, Kolot, el Grupo de Música Nueva de Harvard, y las orquestas Sinfónica Nacional de México y Sinfónica de Xalapa.

Es coordinador de la Maestría en Música de la UV, posgrado del que bajo su liderazgo han egresado profesionistas que actualmente destacan en México y el extranjero.

En entrevista a Universo relató sobre su vocación, sus estudios profesionales, y sobre lo que significa para él dirigir un posgrado pionero en Latinoamérica.

Los orígenes

El investigador reveló que desde muy pequeño decidió que iba a estudiar música, y que nunca tuvo la menor duda sobre ello.

“En mi casa crecí en un entorno musical, ya que aunque mi mamá no poseía ningún tipo de estudios en este arte, siempre me llevó a conciertos y procuró que en mi casa se escucharan melodías de calidad, lo que fue una influencia muy fuerte para mí”, afirmó.

Emil Awad, quien es admirador de compositores como Elliott Cook Carter y Milton Byron Babbitt, relató que sus primeros estudios musicales los realizó de manera autodidacta en la Ciudad de México, urbe que posteriormente abandonó para ir a formarse a Nueva York, lugar al que llegó por sus propios medios y del que no regresó hasta concluir su doctorado.

Formación en Estados Unidos

Comentó que decidió salir a estudiar al extranjero debido a que dentro del país no encontró un lugar apto para formarse profesionalmente en el ámbito musical, ya que en ese entonces en las escuelas mexicanas de música manejaban un sistema rígido y poco sensible hacia los estudiantes.

 El investigador mencionó que en la década de 1980 el noreste de Estados Unidos ya era un lugar de mentalidad abierta, en el que existía mucho respeto por las personas que manifestaban vocación y entusiasmo por su trabajo.

“Jamás sentí un choque cultural por estar en otra nación, ya que siempre fui recibido muy bien en todas partes. En este país hice muchos amigos y no tan sólo músicos, sino de muchas áreas del conocimiento”, compartió.

Regreso a México

Emil Awad declaró que decidió regresar a México debido a que quería hacer algo por la educación musical del país.

“Llegué a México por invitación del maestro Eduardo Mata para sacar adelante un proyecto en el Conservatorio de las Rosas ubicado en Morelia; posteriormente él falleció en un accidente, y yo me mantuve allí cuatro años para impulsar los trabajos”, narró.

El investigador afirmó que dentro de este proyecto se lograron muchas cosas buenas, como establecer el primer grupo de compositores que presentaban piezas originales mientras estudiaban la licenciatura.

“Se formaban intérpretes de melodías nuevas, lo que atrajo a especialistas de todo el país, quienes brindaron muy buenos comentarios sobre este hecho”, enfatizó.

Llegada a la Universidad Veracruzana

Emil Awad relató que su llegada a la UV se dio por medio de Francisco González Christen, quien le invitó a formar un programa de composición para esta casa de estudios, el cual se aprobó pero no se abrió. Posteriormente le comisionaron impulsar un posgrado, idea que le atrajo en gran medida.

Mencionó que fue entonces cuando la UV creó la Maestría en Música en marzo del 2000, que fue el primer posgrado de su tipo en Latinoamérica, y que actualmente está bajo su dirección.

El investigador resaltó que la principal cualidad de la Maestría en Música es que produce arte, y aseguró que se encuentra consolidada gracias a que los profesores y trabajadores de la misma trabajan en estrecha colaboración.

“Los maestros de este posgrado laboran por gusto y no por imposición, y le brindan un seguimiento oportuno a cada uno de los estudiantes”, afirmó.

Aseguró que la Maestría en Música de la UV posee un reconocimiento mundial, ya que muchos de sus egresados se van a realizar doctorados a instituciones educativas de gran renombre y además ganan premios importantes en todo el orbe, lo que hace que organismos como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) valoren el trabajo realizado dentro de ella.

Emil Awad enunció que el gran avance que tuvo dentro de su formación como profesionista en el ámbito de la música fue fruto de sus muchas ganas de estudiar y de su amor por este arte. Aseguró que para sobresalir en cualquier rama del conocimiento la pasión es indispensable.

“No sé si poseo mucho o poco talento, pero tengo muchas ganas y amor por lo que hago, lo que me genera resultados positivos. De nada sirve tener una gran mente, porque sin ganas no te salen ni las cuentas”, declaró.

El investigador aseveró que toda su vida estará agradecido con la UV por brindarle el apoyo y el espacio para ejercer su profesión.

Enlaces de interés