Este sábado 10 se presentará la danzonera La Playa, en el patio central del Palacio Municipal

A través del programa Danzón, Encuentro y Tradición que impulsa la Coordinación de Atención Ciudadana

Xalapa, Ver., 10 de agosto de 2019.- En Xalapa hay una tradición del danzón, y que haya más de 2 mil danzoneros en activo, en las diferentes agrupaciones y escuelas, es una muestra. Por ello, es muy importante la iniciativa del Ayuntamiento para promover y difundirlo, afirmó la instructora de la escuela “Salón México”, Olivia Hernández.

A través del programa Danzón, Encuentro y Tradición que impulsa la Coordinación de Atención Ciudadana, la explanada del Palacio Municipal se ha vuelto un espacio para la convivencia familiar en el que se puede disfrutar del arte y la cultura a través de muestras de danzón, a las que todos se pueden integrar y bailar varias piezas.

“Es una buena propuesta, porque estaba asombrada de que viviendo en la capital de Veracruz, no existiera, no se luchara o no se conservara la tradición de los danzoneros, cuando aquí hay como 2 mil. No todo está en el puerto. Por ejemplo, muchos de mis alumnos acuden a los bailes a los municipios cercanos o las fiestas patronales, pero Xalapa no tenía estos proyectos”.

Olivia Hernández afirma que el danzón promueve el esparcimiento sano y eso es lo que deben impulsar las autoridades municipales: “Agradecemos que se haya hecho esto porque lo solicitamos y porque hay muchos grupos en la ciudad”.

DANZÓN, DIVERSIDAD CULTURAL

La instructora expone que se trata de un género venido de Cuba y, transformado en México, que en cada región tiene sus particularidades musicales y de vestimenta, “de ejecución y también depende de los modismos: se baila distinto en Mérida, se ejecuta de otra forma en el puerto de Veracruz, es diferente al cubano”.

Dice que el auténtico danzón cubano “se baila con parejas muy juntas, como un tango”, pero en México es distinto, “de figuras abiertas, con giros, donde pueden lucirse de manera separada, eso es lo que le llaman el floreo, y ha sido particular de nuestro país que lo ha enriquecido o tal vez por querer enriquecerlo lo ha transformado”.

La maestra dice que cada región le da su particularidad al danzón, lo impregna de su cultura, “porque si escuchamos una orquesta cubana sonará muy diferente de una danzonera local”.

En cuanto a la vestimenta, destacan los trajes de gala de los salones de la Ciudad de México (CDMX), brillantes, vestidos despampanantes que muestran las mujeres, los hombres con zapatos elegantes de dos colores y sus fracs; pero en las costas sobresalen las guayaberas, ropa de calor, trajes más frescos.

Afirma que hay una tradición del danzón y el adulto mayor, “tal vez porque piensan que, como es lento, es fácil, pero no es así. Se ha vendido la idea por diferentes generaciones, porque no es muy movido, porque se cree que es fácil de aprender, pero no, es uno de los géneros más difíciles. Llevo 20 años estudiándolo y no termino. Está en constante evolución”.

Manifiesta que, en sus grupos de la CDMX trabajaba con chavos, y de hecho, aquí en Xalapa tiene alumnas y alumnos jóvenes e incluso un grupo de niñas y niños.

Por último, invitó a las personas interesadas en asistir a los bailes que se llevan a cabo periódicamente en el marco del programa Danzón, Encuentro y Tradición, en el cual ya se presentaron la danzonera Oro y Plata y Paulino y su Danzonera.

Enlaces de interés