Gasolina: El mensaje equivocado de AMLO

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

 

Me chuto el mañanero como Dios manda y… ¿qué? ¡hijos! ¡luego-luego la maldita envidia aflora en ustedes! ¿Creen que lo hago por placer? ¡No! a veces, la verdad, me da hasta hueva, pero la Mujer insiste e insiste: “¡Ándale! ¡por favor! ¡no seas malo!” y con tal de que se vaya contenta al trabajo, cojo y pongo MVS para escuchar el reporte mañanero de Andrés Manuel López Obrador y todo, porque a la Mujer le gusta que intercambiemos puntos de vista. Pues ya escuchamos que pide el Pejedente a la gente que lo ayuden, ¿cómo? “actuando con prudencia, serenidad, sin caer en pánico, sin hacer caso a información alarmista, tendenciosa, de quienes de manera directa o indirecta están a favor de este régimen corrupto que está ya a punto de acabarse”…

¿A punto de acabarse? ¿Qué no ocurrió el pasado primero de julio? ¿O el primero de diciembre?

–¡Shhh!– me pide amablemente la Mujer que guarde silencio mientras escucha al Pejedente: “Vamos a estar informando de este tema todos los días y vamos a pedir la colaboración, el apoyo de todos los ciudadanos, ya estamos hablando con transportistas para que nos ayuden; aprovecho para convocarlos para que nos ayuden y sobre todo pedir a ciudadanos su apoyo y su respaldo, si no es tan urgente ir a la gasolinería a cargar, que nos esperen y con eso nos ayudan bastante”.

Ya la Mujer agarra sus cosas y con un pie fuera de la casa, recibo la última instrucción antes de que parta al trabajo: “¡Cargas gasolina!”

Así como el Condorito que me voy pa’trás: ¡plop!

–¡Ves y no ves! ¿Que no oíste que el Pejedente nos pide ayuda?

–Pues tienes dos rayitas de gasolina– que es un equivalente a que en cuanto salga, andaré con menos de un cuarto en el tanque… arañando la reserva.

Sí, el tema en la casa ha sido la gasolina… recuerdo cuando con 100 pesitos llenaba mi tanque… bueno, pero traía motocicleta; pero la Mujer si bien nos va, le tiene que meter a su carro unos 400 pesos cada siete o 10 días, según su actividad entre semana. Yo, como la mayor parte de mi trabajo lo desarrollo en casa (lavar pisos, trastes, barrer, cocinar, dicen algunos amigos), a la quincena le meto 200 pesitos y eso, para que se llene medio tanque…

Hasta el momento, nuestra única preocupación en torno a la gasolina es su costo… no si hay o no abastecimiento.

Antes del mediodía llego a la gasolinera donde por lo regular cargo… sí, hay movimiento, pero es el usual así que no tardo ni cinco minutos y veo que mis 200 pesitos siguen cubriendo el medio tanque de mi carrito.

El pasado martes, platicaba con parientes de la Ciudad de México… ellos ya vivían su Apocalipsis Gasolinero y uno de ellos me preguntaba si no había “desabasto” en Veracruz: “¡Qué te pasa!, si acá no hay huachicoleros”, le respondí en broma…

y digo en broma porque recuerdo que de Mina y Tuxpan salen dos arterias, casi carótidas o femorales que transportan combustible por los estados de Puebla, Tlaxcala, Estado de México y Ciudad de México. Dichas arterias son fuente de abastecimiento para lo que en mis tiempos eran conocidos como “Chupaductos” y hoy les dicen “Huachicoleros”.

¿Y por qué no hay desabasto acá en Veracruz cuando es una zona de inminente riesgo? ¡Quién sabe pero qué bueno! Ya tenemos bastante con despedidos, ejecutados, mutilados, feminicidios ¿y todavía arruinarle el Sabadaba que vive Cuitláhuac hasta estos días con desabasto de gasolina? ¡sería el colmo!

¿Y Puebla? ¡Que dicen que allá tampoco hay desabasto! ¡Ah, jijos! ¡si allá es el Edén de los Huachicoleros! Pues qué bueno que no hay desabasto… ¿se imaginan si los agarran sin gasolina el día de las elecciones?

Al final, les dije, cargué sin ningún problema gasolina, aunque eso poco le importó a la Mujer, que sin más, cuando le dije que cargué combustible tal como me lo dijo el Pejedente, me respondió: “Creo que López Obrador se equivoca en su mensaje al llamar a los ciudadanos que se tranquilicen y no compren combustible por pánico… el mensaje debe ser para los que les compran a los huachicoleros… sin demanda no hay oferta”… con esas formas de ver las cosas, como que ya le voy tomando gusto a echarme los mañaneros con la Mujer…

 

[email protected]

Enlaces de interés