Gobernarán Veracruz desde CDMX

Alejandro Aguirre

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

Menos de cien días le bastaron a Cuitláhuac García para echar abajo el capital político que le heredó el Presidente López Obrador. Con el estado sumido en la inseguridad y una creciente impopularidad, el consentido de AMLO ha demostrado que como amigo del “preciso” le va bien, pero como gobernante, continúa navegando sin rumbo.

El único día de brillo propio para el Gobernador de Veracruz fue cuando tomó protesta del cargo. Después, a pasos agigantados y como si cayera de un gran tobogán, Cuitláhuac García camina de yerro en yerro, y así, arrastrando su prestigio, ha hecho que su gran promotor en Palacio Nacional, el mismísimo Presidente, se decepcione de su labor como mandatario estatal.

Cuitláhuac García tenía todo para hacer un gran trabajo en Veracruz, pero ha roto el récord de echarlo a perder. Si bien es cierto ganó la elección gracias a AMLO, contaba con el apoyo ciudadano que cualquiera de sus antecesores habría deseado, y hoy, existen más arrepentidos que convencidos.

El Gobernador de Veracruz falló un pénalti sin portero. Con un Presidente avalado por más de 30 millones de mexicanos, un congreso local a modo, y una votación estatal histórica en su bolsillo, Cuitláhuac García tenía todo de su lado. Era infinitamente más difícil equivocarse, y acabó errando.

En Palacio Nacional ya lo apodan como el “descuitláhuac” García, por lo descuidado que ha demostrado ser cuando lo dejan actuar y operar solo. Le asignaron quitar al Fiscal Jorge Winckler y no supo cómo hacerlo; le pidieron contuviera la inseguridad mientras se conformaba la Guardia Nacional, y lo empeoró.

Ante la inoperancia y falta de capacidad para ejercer como mandatario, los encargados de cuidar la imagen de Morena y AMLO en los estados de la República, radicados en Palacio Nacional, habrían querido remover a Cuitláhuac García metiéndolo como Subsecretario en alguna dependencia federal, pero ante una rotunda negativa del Presidente, optaron por proponerle al tabasqueño gobernar” Veracruz desde la CDMX, y aceptó.

Desde hace semanas hay dos personajes de la Secretaría de Gobernación que viajan a Veracruz para operar lo que Cuitláhuac García no puede. No es necesario avisar. El permiso viene de AMLO. Es gente experimentada. “Cuitláhuac es muy descuidado en sus tareas y han sido 100 días desastrosos”, me dicen.

[email protected]

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Enlaces de interés