Insisten en la salida de Veracruz del pacto fiscal; una reflexión adicional y unas tareas para quienes lo apoyan

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Leí con atención la propuesta del diputado Gerardo Buganza sobre la necesidad de abandonar el pacto fiscal con el fin de fortalecer los ingresos de Veracruz y atender de manera más equitativa a los ciudadanos veracruzanos.
No redundaré en los argumentos que ya he venido aportando en entregas anteriores, lo que haré es un ejercicio simple sobre la recaudación potencial y efectiva que podría generarse una vez abandonado el pacto fiscal.
Mi maestro de finanzas públicas siempre me advertía que mi experiencia profesional era en el ramo de ingresos, que debería siempre mirar el lado del gasto cuando analizara cualquier esquema impositivo y esa advertencia les hago. El abandono del pacto fiscal implica dejar de aportar recursos a la Federación por lo que programas fundamentales como el Prospera deberán ahora ser financiados por el Estado y súmele los programas federales que usted conozca.
Entonces, una vez estimada la recaudación efectiva la debemos comparar con los ingresos que recibe el Estado, sin olvidar que esa recaudación efectiva también deberá financiar los programas federales que hoy funcionan en la Entidad y que son financiados con recursos fuera del presupuesto estatal.
La tarea para estimar la recaudación potencial de Veracruz nos las facilitó el INEGI al publicar el pasado 6 de diciembre del año en curso, la participación de cada entidad federativa en el PIB nacional. Además, utilizaré el valor del PIB nacional anualizado en el tercer trimestre de este año, este dato también tomado de la información que publica el INEGI.
El valor nominal del PIB nacional en el tercer trimestre del 2016 fue de $14,476.3 miles de millones de pesos (http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/cn/pibt/default.aspx). La participación de Veracruz en esa producción de bienes y servicios es de 5 por ciento (http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2016/especiales/especiales2016_12_02.pdf).
Derivado de lo anterior, el valor agregado que se genera en nuestra entidad es de: 723.8 miles de millones de pesos corrientes, A este dato habrá que restarle el monto que corresponde a los sectores que tienen trato preferencial y/o no es posible gravar por restricciones constitucionales, como son el sector primario, la minería petrolera y la generación de energía eléctrica, que es equivalente a 15.6 por ciento del producto interno bruto del estado ¿O los gravaremos?. (http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/cn/pibe/tabulados.aspx)
El PIB entonces con la disminución anterior es de 610.1 miles de millones de pesos. A este número debe restársele la economía informal, que según datos recientes ronda en el 24 por ciento del PIB, lo que implica tener una base gravable potencial de 463.6 miles de millones de pesos ¿O la combatiremos?. (http://www.eluniversal.com.mx/articulo/cartera/economia/2016/12/13/economia-informal-genero-el-236-del-pib-y-el-579-del-empleo-en)
El valor agregado se distribuye entre los factores de la producción (tierra, trabajo y capital) y el gobierno participa de forma importante; supondré que cada factor de la producción le comparte al gobierno el 25 por ciento del valor generado, esto con base en estudios que señalan que la carga fiscal de los impuestos corporativos en México es de 19.5 por ciento, con lo que se tendría una recaudación potencial de 115.9 miles de millones de pesos. (http://www.dineroenimagen.com/2015-12-07/65617) ¿O pondremos tasas que eleven la carga fiscal?
¡Ah!, pero no hay que olvidar que los contribuyentes inscritos también evaden de diferentes formas, la que está de moda en nuestro Estado son facturas apócrifas o empresas que no existen. Los actuales fiscalizadores deberán mostrar por qué los nombraron bajando esta tasa de evasión, al fin ellos han estado ahí anteriormente y conocen la problemática (¿?). Estudios diversos señalan que puede ir de 24 a 60 por ciento, en este ejercicio me quedaré con 24. (http://www.forbes.com.mx/evasion-fiscal-dos-caras-de-la-moneda/#gs.78Lr7Q8), (http://sat.gob.mx/administracion_sat/estudios_evasion_fiscal/Paginas/default.asp)
Así que de una recaudación potencial de casi 116 mil millones nos quedaran 88.1 miles de millones. Según la información publicada por SEFIPLAN los recursos de Ley de Ingresos para el ejercicio 2016 (http://www.veracruz.gob.mx/finanzas/files/2015/08/tf09-pae-01-TOMO-I.pdf) son de aproximadamente 98.5 miles de millones de pesos, de los cuales el 91 por ciento provienen de la Federación, esto es, 89.3 miles de millones son las aportaciones de la Federación al presupuesto veracruzano. Hasta aquí saldríamos empatados. Obvio con una mayor carga administrativa.
Aquí es donde se cristaliza la historia de Don Pepe Bonilla, distinguido catedrático de la Facultad de Economía en nuestra querida Universidad Veracruzana. Se tienen responsabilidades de Ingresos pero al mismo tiempo se contraen obligaciones de gasto. Revisé el Presupuesto de Egresos de la Federación y encontré que hay recursos federales no presupuestados en el Decreto de Presupuesto de Egresos del Estado de Veracruz Llave, como por ejemplo PROSPERA y los programas carreteros, los cuales suman más de 4 mil millones de pesos; los sueldos de la armada y naval ¿quién deberá pagarlos?. O qué ¿nada más los ingresos y ninguna responsabilidad en materia de gasto? http://www.ppef.hacienda.gob.mx/work/models/PPEF/2016/docs/paquete/Proyecto_Decreto.pdf)
Debe evaluarse también la necesidad de convenios de doble tributación con la Federación para evitar cargas fiscales en exceso a contribuyentes radicados en Veracruz que tienen actividades en el resto del país, entre otras cosas.
En un estudio más profundo al aquí presentado espero que sustenten la posible aprobación de la propuesta de abandono del pacto fiscal. Sin duda deben tener el sustento económico, denlo a conocer, no nos hagan pensar que legislan sobre las rodillas.
Un comentario adicional, la solución del IPE no es un crédito, hay que entrarle a la reforma. El sistema pensionario del Estado, reitero, ya no aguanta más Xóchiles, Clemens y Raules Arias, imagine usted la pensión de cada uno de ellos requiere más de 30 trabajadores activos para juntar el recurso. Por ello, insisto, un pacto social en el que participen todos los sectores, sin ello no avanzaremos. Los primeros pasos para atender la problemática económica que tiene el estado ya se dieron, pero esta incompleto.

Enlaces de interés