Karime, lloró; Yunes, no lo creía.

Alejandro Aguirre

Al respecto…
 
Por Alejandro Aguirre Guerrero
 
Mucho se dice que cuando Miguel Ángel Yunes ganó la Gubernatura de Veracruz a Héctor Yunes Landa, la entonces Primera Dama en el estado, Karime Macías Tubilla, no pudo evitar que las lágrimas se le escurrieran por las mejillas. Sabía de sobra que literalmente, a ella y a su esposo, “el mundo se les vendría encima”, y así fue.
Esto no quiere decir, necesariamente, que de ganar la elección el hoy Diputado Federal tricolor, Héctor Yunes, el panorama de Javier Duarte y su gente habría sido “un día de campo”; sin embargo, vivirían menos ex funcionarios en el penal de Pacho Viejo, y Karime Macías no estaría refugiada en Londres.
El encarcelamiento de Duarte provino de procesos federales, quizá la suerte del ex gobernador, aunque no llegara Miguel Yunes al poder en Veracruz, habría sido la misma, más no la de varios de sus ex colaboradores, incluyendo a su esposa y suegros.
Me queda claro que con Yunes Linares o sin él despachando como Ejecutivo Estatal, Duarte habría sido perseguido y encarcelado por la administración peñista. Me consta, por charlas que sostuve en su momento con funcionarios federales, que la anuencia para proceder contra el ex gobernador de Veracruz provino, única y exclusivamente, de las oficinas ubicadas en Bucareli y Los Pinos.
Sin embargo, así como Karime Macías no pudo contener el llanto al conocer la irreversible victoria de Miguel Yunes, cuentan que cuando el Gobernador panista observó que no había vuelta atrás en la derrota de su hijo frente al morenista Cuitláhuac García, supo que el proyecto trazado a 14 años (2 suyos, 6 de Miguel Yunes Márquez, y otros 6 de Fernando Yunes) se había derrumbado, al menos de manera consecutiva.
Cuitláhuac García tomará, a partir del primero de diciembre, un estado vigilado por la opinión pública nacional respecto al trato del caso “Javier Duarte y Karime Macías”. Una cosa es calificar el asunto como un show mediático bajo la investidura de Gobernador Electo, y otra muy distinta hacerlo como jefe de las instituciones en Veracruz.
En resumen: Macías lloró preocupada; Yunes se sostuvo la frente incrédulo; ¿tendrá claro Cuitláhuac García que su luna de miel con los veracruzanos para dar resultados no irá más allá de los 12 meses?
[email protected]
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Enlaces de interés