La contaminación del plástico y la deuda social de sus productores y distribuidores

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

 

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Una de las pocas cosas en la que los economistas están de acuerdo es en la intervención estatal cuando un mercado falla como consecuencia de lo que se conoce como externalidad. Una externalidad puede definirse como “un efecto que las actividades económicas de un agente tienen sobre el bienestar de otro agente, que no toman en cuenta las operaciones normales del sistema de precios” (Nicholson W., Snyder C. Microeconomía Intermedia y su aplicación. Undécima edición 2011. Mexico, D. F. Cengage Learnin).

Esta definición, dice el autor, subraya el efecto directo, fuera de mercado, que un agente económico produce en otro, como en el caso de la contaminación. Este caso es una externalidad entre empresas y personas, y lo que regularmente sucede es que las empresas no toman en cuenta los costos externos o adicionales que le causan a la sociedad cuando deciden producir y distribuir los bienes. Lo que significa que existe una brecha muy significativa entre los costos que tiene el empresario y los que enfrenta la sociedad en su conjunto (los costos del privado son mucho menores que el costo que paga la sociedad)

Una innovación tecnológica que implicó un paso fundamental en la sociedad para hacerla más eficiente fue el plástico, pues transformo desde la ropa hasta los diseños y formas de presentación de los productos comercializados. Sin embargo también ha implicado un alto costo social. Veamos:

Hoy día la vida marina enfrenta un daño irreparable por los millones de toneladas de desechos plásticos que terminan en los océanos. “Esta es una crisis planetaria (…) estamos arruinando el ecosistema del océano dijo la directora de océanos de la ONU, Lisa Svensson, a la BBC…”. (http://www.bbc.com/mundo/noticias-42304901)

Se estima, según la misma publicación citada en el párrafo anterior, que para 2015 se habían generado 6,300 millones de toneladas de residuos plásticos aproximadamente pues sólo el 9 por ciento de dichos residuos se recicla. A este ritmo habrá 12 mil millones de toneladas de basura lasric en vertederos o en el medio ambiente afirma el documento.

Actualmente el plástico está incluso en el agua corriente del mundo. La organización Orb Media realizo una investigación que partió de muestras de agua tomada en una decena de países, incluido México,  y el resultado es que en el 83 por ciento de las muestras existía contaminación por plástico https://www.eldiario.es/theguardian/estudio-demuestra-restos-plastico-corriente_0_684182244.html.

Cuando usted se siente a comer puede ingerir hasta 100 partículas de plástico que aún se desconoce su origen pero estarían en muebles y en el medio ambiente.

Veracruz está entre los siete estados que más basura genera y la contaminación por plásticos es una de las principales fuentes.

Nicholson concluye (ver página 596) “Algunas externalidades, como las que se relacionan con la contaminación ambiental, tienen costos de transacción muy altos. En este caso, tal vez se requiera una reparación jurídica del daño o la intervención gubernamental para alcanzar una asignación eficiente (aunque la intervención no garantiza este resultado).

Entonces, todos aquellos productores y distribuidores de plástico tienen una deuda importante con la sociedad pues parte fundamental de sus ganancias son aquellos costos que dejaron que la sociedad asumiera y no evitaron los altos niveles de contaminación que hoy padecemos. En México numerosos empresarios productores y distribuidores apoyados en las bondades que generó el plástico obtuvieron ganancias extraordinarias sin contribuir a reducir ese costo social que hoy amenaza al planeta.

Pero hoy tienen una gran oportunidad, pueden invertir en la enzima que “come plástico” que investigadores japoneses y norteamericanos empiezan a desarrollar, pero no con recursos públicos ¡por favor! sino con aquellas ganancias que han obtenido y que están pendientes de trasmitir a la sociedad. (https://m.aristeguinoticias.com/2804/mexico/crean-cientificos-accidentalmente-una-enzima-que-come-plastico/)

 

Enlaces de interés