La estrategia de Morena

Prosa aprisa

Arturo Reyes Isidoro

Es parte de la estrategia electoral de Morena y lo que me llama la atención es que, de acuerdo a las encuestas serias que se conocen, le está dando buenos resultados.

Cuando diseñaron el trabajo proselitista que iban a realizar, la instrucción fue que en toda la propaganda y la publicidad la figura que destacara fuera sólo la de Andrés Manuel López Obrador.

Esto es, que la de los candidatos a diputados y senadores se redujera al mínimo de tal forma que promoviendo al tabasqueño se promoverían a si mismos.

Otra cosa que se acordó fue que todos los abanderados morenos abrirían la boca lo menos posible, es decir, que evitarían hasta donde fuera posible hacer declaraciones a la prensa para evitar cuestionamientos o críticas, pero además porque la única voz que se escucharía sería la de su amado líder.

Una decisión más fue que no harían ningún acto masivo, salvo en los casos de AMLO, y que irían casa por casa, colonia por colonia, solos, sin escoltas ni acompañantes, sin ninguna ostentación, como una forma de solidaridad con la población pobre y necesitada de México.

Argumentaron que no podían hacer actos ostensos y costosos cuando hay mucha gente que no tiene ni para comer; que desde ahí tenían que demostrar el cambio.

Eso explicaría por qué tanto Cuitláhuac García Jiménez como Rocío Nahle y Ricardo Ahued, los candidatos a gobernador y senadores, no se han visto arriba de una tarima ni encabezando grandes concentraciones.

De esa forma, Morena y sus candidatos han marcado distancia de los actos tradicionales de priistas y panistas, masivos para dar la imagen de mucha aceptación, llenos a fuerza de acarreo de personas, con el costo que ello implica.

He leído críticas en comentarios de prensa y he visto en las redes sociales videos sobre todo de Cuitláhuac donde se le ve caminando solo, entregando propaganda, lo que han aprovechado los “estrategas” azules para burlarse de él y decir que no tiene ninguna fuerza.

Sin embargo, las encuestas están demostrando que la estrategia morena es correcta pues no se explica de otro modo cómo el candidato a gobernador disputa palmo a palmo el primer lugar al panista, que tiene todos los recursos, y que los candidatos a senadores vayan en punta.

Habrá que esperar a que termine la contienda para confirmar que el electorado está cansado también de las campañas tradicionales y que por más que lo acarreen y le den despensas ya no van a responder como antes.

Finalmente ésta es también una guerra de estrategias y fuera de toda duda hasta ahora la de Morena es la más exitosa si nos atenemos a las encuestas: en Veracruz se encaminan a ganar la Presidencia y la mayoría de las diputaciones federales y podrían dar la sorprensa haciéndose de la gubernatura.

Me llama la atención el apego y la disciplina de los candidatos de Morena para ceñirse a lo que les marcaron. Los verdaderos estrategas de campaña saben perfectamente que en eso radica el éxito, en que hagan lo que les indiquen.

Por los resultados ahora, parece que el electorado aprueba su forma por cómo están haciendo las cosas. Priistas y panistas tendrán que tomar nota y darse cuenta que tienen que cambiar si quieren seguir teniendo éxito. Por lo pronto, Morena se les adelantó en ese cambio.

Un claro ejemplo del apego a la estrategia es Rocío Nahle, candidata a senadora y próxima Secretaría de Energía si gana Andrés Manuel López Obrador.

La mujer no sólo no se sale del libreto sino que además detaca el empeño que le pone a su causa.

Para quienes desconocen que se trata de una estrategia, puede aplicar el refrán norteamericano de ver el vaso “medio lleno” o “medio vacío”.

Se le puede criticar diciendo que a veces pena sola y su alma por todos los rumbos del Estado en busca del voto, o bien reconocerle que no le importa lo que digan pero que ella hace lo que cree y en lo que cree. Y además lo difunde.

La sigo a través de sus boletines de prensa. Ciertamente hay lugares a los que ha ido donde la ha acompañado mucha gente, y otros en los que se le ve prácticamente sola, si acaso acompañada por una brigada de su partido, visitando casas, comercios o volanteando.

He visto que ella, en campaña, a veces bajo el candente sol, protegida sólo por una gorra, ha recorrido más el Estado que el propio Cuitláhuac.

En política no son odiosas las comparaciones y por eso me pregunto qué hace o dónde anda otra mujer, la candidata a senadora del PRI, María del Carmen Pinete Vargas. No se sabe que haya encabezado actos concurridos o que ande sola casa por casa promoviendo su causa.

Nahle por sí o para sí promueve su candidatura pero también la de AMLO; ¿Pinete anda promoviendo no sólo su candidatura sino también la de Meade o ya de perdis la de Pepe?

Para más, como si fuera candidata, la exdelegada de la Sedesol, Anilú Ingram, candidata plurinominal a diputada del PRI, se da un tú por tú con Rocío porque igual recorre el Estado promoviendo la causa de Meade y de Pepe y apoya a sus compañeros uninominales.

En todo caso ella no tendría por qué hacer campaña en tierra porque ya tiene asegurada una curul, pero ahí se ve el deseo de trabajar y de contribuir a una causa. No he sabido que se queje que no tiene dinero o que nadie la apoya. Y también ha buscado la forma de difundir sus actividades.

Por lo que voy observando, la propia Anabel Ponce, ahora delegada de la Sedesol, o la misma Elizabeth Morales, delegada del ISSSTE, e incluso la señora Sonia Sánchez, hubieran resultado mejores candidatas priistas al Senado y anduvieran desenfrenadas promoviendo el voto para si y para sus candidatos a Presidente y a gobernador. El error lo pagará caro el PRI.

Volviendo a Rocío Nahle, la han querido desacreditar diciendo que no es veracruzana, un argumento xenófobo (de fobia a los extranjeros) que hoy, en plena globalización, no tiene ninguna validez ni justificación.

Si bien la mujer nació en el estado de Zacatecas, emigró por motivo profesional hace muchos años a Coatzacoalcos donde se asentó y ha hecho su vida, y que se sepa se ha conducido como buena ciudadana, esto es, que no ha dado motivos a sus ahora paisanos para que se arrepientan de haberla aceptado en la comunidad.

De hecho es una veracruzana por adopción que ha distinguido a Veracruz como lider de la bancada de su partido en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Si triunfa, sólo consechará el producto de su esfuerzo y dedicación a su proyecto político y el de su partido, y demostrará de paso que su estrategia era la más adecuada.

… hasta que caiga el último out

Por la reacción que supe, en el cuartel de campaña de Pepe Yunes el resultado de la encuesta que publicó el diario Reforma el miércoles, que lo sigue ubicando en tercer lugar, para nada los desalentó sino que sirvió de acicate para apretar el paso.

Ellos siguen tomando como parámetro la adhesión que siguen recibiendo de organizaciones y sectores de la sociedad, así como las expresiones de apoyo que va teniendo el de Perote en los actos que encabeza en todo el Estado.

Saben que les pesa el rechazo al PRI pero también que la figura de su candidato tiene peso propio y para ellos el juego no terminará hasta que caiga el último out, como en el beisbol, por lo que mientras continuarán en su empeño de empatar el partido y ganar.

Nadie es digno de contender si no pone hasta el último empeño en triunfar.

Renato se embasa de nuevo

Durante una gira de trabajo, ayer en el puerto jarocho el Secretario del Trabajo Roberto Campa Cifrián hizo saber del nombramiento que hizo de Renato Alarcón Guevara como Director General Adjunto de Delegaciones Sur-Sureste, una especie de coordinador de delegaciones del sureste del país.

 

 

 

Enlaces de interés