La función pública dejará de ser negocio para unos cuantos

Ser Senador, Diputado o alto funcionario es el sueño de muchos mexicanos por saber que de llegar a serlo dejarán de preocuparse por los gastos de la casa y la manutención de la familia, para hacerlo ahora por decidir qué vehículo del año comprar o a dónde vacacionar, por los altos ingresos que se perciben en dichas responsabilidades públicas que podrían quedar sólo en el recuerdo con la implementación del plan de austeridad del próximo presidente Andrés Manuel López Obrador. La propuesta considera reducir los sueldos y cortar los privilegios también a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quienes no podrán ganar más que el Presidente de la República, recursos que serían destinados a financiar programas sociales o a incrementar las percepciones de quienes ganan menos. En ese sentido, el Presidente ganará a partir de diciembre 108 mil pesos mensuales, 60% menos de lo que actualmente recibe Enrique Peña Nieto, y de ahí para abajo todos.

Enlaces de interés