La Iglesia ora a Dios por todas las familias

La Iglesia ora a Dios por todas las familias

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

El primer domingo de marzo se celebra en nuestro país el Día Nacional de la familia. Esta jornada es una buena ocasión para recordarnos la importancia de la integración y de la unión familiar así como para destacar la trascendencia que la familia tiene en la vida de una persona.

Los valores que encontramos en nuestra sociedad mexicana, como el trabajo, la honestidad, el compromiso, la creatividad, el respeto, la amistad, la fidelidad, la honradez, la dedicación han sido trasmitidos en una familia; de igual manera, muchos de los problemas que estamos viendo ahora como la violencia, el robo, la corrupción, la mentira, el engaño, la ambición, entre otros, se han gestado de alguna manera en las familias.

La familia es una institución fundamental en cada individuo y en la sociedad; independientemente de los límites que cualquier familia pueda tener, la institución familiar siempre es un apoyo indiscutible para la persona; ella hace frente a muchas situaciones dolorosas; uno sabe que la familia siempre está ahí; de ordinario, nunca da la espalda a sus integrantes y siempre aparece cuando la necesitas.

San Juan Pablo II, en la Familiaris Consortio 17, define a la familia como «intima comunidad de vida y amor». Esto significa que la familia pone las bases para que una persona pueda crecer y desarrollarse en forma adecuada y armónica. Esto es posible si dentro de la familia se cultiva el amor. El amor entendido como «entrega sincera y generosa de uno mismo», «fiel», «exigente», «creativo», un amor como lo describe San Pablo en el himno a la caridad de 1 Cor 13, 4-7. Un amor así, es un sólido cimiento sobre el que se puede construir una familia.

La misma Familiaris Consortio 17, señala que la tarea de la familia consiste en: «custodiar, revelar y comunicar el amor, como reflejo vivo y participación real del amor de Dios por la humanidad y del amor de Cristo el Señor por la Iglesia su esposa». Agrega que las cuatro tareas generales de la familia son: «formar una comunidad de personas que vive en el amor, servir a la vida, participar en el desarrollo de la sociedad y participar en la vida y misión de la Iglesia».

Desde el punto de vista de la fe, la familia se debe a la voluntad de Dios creador. La Sagrada Escritura nos enseña que Dios creó al hombre y a la mujer para que constituyeran una familia. «Dios Creó al hombre y a la mujer, los bendijo y les dijo sean fecundos y multiplíquense» Gn 1, 27-28. «Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer» (Gn 2, 24).

Al referirnos a la familia no sólo nos referimos a la familia nuclear formada por papá, mamá e hijos, sino también a las familias compuestas ya sea por papá o mamá con sus hijos o las familias donde además hay otros integrantes como los abuelos, tíos, primos o donde la pareja aún no tiene hijos. En todas estas familias se comparte la misma tarea de integrar esta comunidad de vida y amor. Toda familia para llevar a cabo esta misión necesita dedicación, esfuerzo, paciencia y mucho amor.

Por todo ello se puede decir que la familia es la primera y fundamental escuela de la vida, allí se aprende a trabajar, a comunicarse con los demás, en ella se crece en humanidad; la familia es fundamental para el reconocimiento y valoración de la identidad personal; una familia bien integrada es el lugar natural para iniciar y consolidar las relaciones interpersonales; para aprender el amor a sí mismo y el amor a los demás; la autoestima y la comunicación; las actitudes y los valores; el manejo de conflictos y el espíritu de equipo; el aprendizaje del trabajo y la disciplina; las capacidades de dar y recibir; compartir y dialogar.

Hoy de manera particular, nos unimos a esta celebración nacional de la familia, oramos a Dios por todas las familias para que se conserven unidas e integradas, para que crezcan y se desarrollen animadas por el amor, no sólo en este día, sino permanentemente (01/03/2015).

(Pbro. José Manuel Suazo Reyes Director Comunicación Social Arquidiócesis de Xalapa.)

Enlaces de interés