LA INFELICIDAD DEL MAESTRO

Rosario Hemida Ponce

Educados y Felices
Por: Mtra. Rosario Hermida Ponce 
*Hoy retornan a clases los millones de estudiantes de los diversos niveles educativos del país que estuvieron gozando de sus merecidas vacaciones de Semana Santa, con ellos, también los docentes, y por supuesto, esto implica volver a la rutina de todos los días en los que la gente se apresura a llegar a tiempo a sus deberes.
*Hoy todo vuelve a la normalidad, los que pudieron salir de vacaciones a pesar de esta tremenda crisis económica que atraviesa el país, retornan a sus ciudades de origen, y lógicamente, a sus centros laborales.
*En el gremio magisterial, pocos son los maestros que pudieron gozar de unas merecidas y buenas vacaciones ya que sus salarios no les permiten apenas gozar de lo que su ciudad o pueblo les ofrece.
*Desgraciadamente la mayoría de los maestros reciben sueldos muy bajos, minimizando la labor que efectúan, la cual es de gran responsabilidad ya que están formando el futuro del país, al contribuir a la formación de los jóvenes.
*Algunos maestros recibieron de prima vacacional la sensacional cantidad de $500 pesos, así como lo leyó.
*Maestros de niveles de educación media superior, como los que pertenecen al Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), teniendo estudios hasta de doctorado, para sus vacaciones recibieron algunos de prima vacacional $500 pesos. ¿Cómo para que le sirvió dicha cantidad?
*Relacionando este acontecimiento con el tema del estrés laboral que sufren muchos empleados, se debe de reconocer que los maestros no están exentos de este padecimiento.
*Hay que aceptar que el estrés laboral  actualmente se ha convertido en uno de los principales aspectos que compromete no sólo la salud del trabajador si no la productividad y competitividad de las  organizaciones, por ello ya es considerada una enfermedad, y como tal debe de ser tratado.
*El ámbito educativo no queda fuera de sufrir este trastorno, debido a que la docencia es una profesión que muestra un alto riesgo de presentar estrés laboral  debido a la naturaleza del puesto y al entorno de trabajo.
*Muchos son los aspectos que contribuyen a que el docente sufra de estrés, más ahora que se le exige tanto trabajo administrativo, sin contar, por supuesto, el atender grupos numerosos.
*El estrés laboral contribuye a que el individuo se sumerja en una depresión que afecta su vida laboral, social y familiar.
*Un docente que sufre estrés laboral puede sentirse cansado, deprimido, tener dificultad para concentrarse y tomar decisiones, le cuesta trabajo relajarse y dormir, se muestra irritable y angustiado, presenta mal humor y se vuelve hipersensible a las críticas; esto conlleva a que deje de disfrutar su trabajo y por  lo tanto su compromiso con este disminuye afectando así su rendimiento laboral, lo que repercute, lógicamente en el proceso enseñanza aprendizaje.
*El docente, en su diario vivir se ve obligado a mantener la atención del alumno, responder los cuestionamientos, estar alerta a las actitudes agresivas y de conflictos de éstos, y por supuesto, mantener un nivel adecuado de equilibrio en sus acciones y comportamiento.
*Segun estudios, las causas principales del estrés en los docente son la sobrecarga de trabajo y los problemas financieros.
*Sin embargo, a pesar que el estrés laboral esta considerado como una enfermedad por
la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México las autoridades educativas no tienen programas preventivos ni compensatorios en relación a esta problemática, se delega el asunto al ISSSTE, y ni este ni el propio Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación ( SNTE) ha implementado estrategia alguna para ofrecer servicios de orientación y contención a docentes que padecen estrés laboral.
*Cierto, se sabe que el problema sobre los bajos índices de aprovechamiento escolar es multifactorial, pero este es un factor poco estudiado, poco considerado y poco atendido.
*Un docente con una carga  emocional negativa debido a los problemas económicos y el exceso de trabajo, no puede acudir a atender a sus alumnos, por más que lo desee, con muchos ánimos, con mucha felicidad.
*Las autoridades gubernamentales y educativas lo único que han hecho es saturar al maestro de responsabilidades, culpándolos de ser los únicos responsables por el bajo aprovechamiento escolar de los chicos, sin ningún interés por ir más allá de lo que se puede apreciar superficialmente.
*Han implementado una serie de cursos, quizás con la idea de que se olviden de su triste y cruda realidad, porque eso de que su fin sea la actualización en contenidos, es otra de las grandes falacias del gobierno, ya que son los mismos cursos de siempre. “Nada nuevo bajo el sol”.
*Hoy, en plenas campañas proselitistas, los cuatro candidatos presidenciables incluyeron en sus discursos la educación, empero, esperemos que no sea como siempre, solo sueños guajiros y palabras al viento.
*De que México necesita un cambio en el ámbito educativo, es una realidad, pero atendiendo los problemas de raíz, no dándole pinceladas de color para ponerlo bonito por fuera, dejando la podredumbre por dentro.
*Debemos de considerar que un trabajador que es feliz, siempre trabajará eficientemente. Igual el maestro. Hay que reconocerle el trabajo, hay que ofrecerle más oportunidades y mejores remuneraciones.
*Hoy muchos maestros llegarán a sus centros de trabajo más cansados y estresados que antes de “irse de vacaciones”.
*¿Qué podrá ofrecerle un maestro en estas condiciones a sus alumnos?, ¿Quién es el responsable de esta situación?, ¿Quién tiene la autoridad o el deber para cambiar este panorama?
*Definitivamente, uno de los aspectos que deben de considerar las autoridades, es la felicidad del docente, es decir, que el maestro cuente con las herramientas necesarias para su labor, que no lo saturen con tanto trabajo administrativo, que le den la libertad de cátedra, pero sobre todo, que sea bien remunerado, para que cuando tenga sus periodos vacacionales, realmente pueda tener ese espacio en el que se pueda sustraer un tiempo de toda la carga laboral.
*Hay que comenzar a componer el sistema educativo, y una pieza clave en este proceso en el maestro. Se le tiene que devolver su personalidad, respeto y valía.
*Así las cosas…
[email protected]
@EducarFeliz

Enlaces de interés