La reducción del precio de las gasolinas en México

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Es por Arabia Saudita, por la mayor competencia interna y no por la política energética del Gobierno federal

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora*

Daniel Fernández Fuentes**

El mercado de petróleo en el mundo funciona como un cartel llamado OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) desde la crisis petrolera mundial de 1973. Los principales productores encabezados por Arabia Saudita, principal productor árabe de petróleo mundial, acuerdan cuánto debe producir cada país de los que integran el cartel para abastecer el mercado mundial de forma que signifique ganancias extra normales a los productores. Así, hemos tenido un precio alto por barril de petróleo y también de gasolina, cuyo insumo esencial es el petróleo.

Sin embargo varios hechos han contribuido a la baja de los precios de los hidrocarburos y sus derivados. La pandemia COVID-19 disminuyó la demanda de hidrocarburos en China porque ahí comenzó la pandemia y esto provocó la paralización de una parte de su economía por lo que bajó el consumo de combustibles. Ante este escenario y la expectativa de expansión mundial del virus, y que este efecto se expandiría a todo el mundo (que en efecto pasó), se reunió la OPEP que representa aproximadamente el 30% de la producción mundial de crudo.

Para evitar la caída de los precios del petróleo se reunieron la OPEP y Rusia, sin embargo al no alcanzar acuerdos sobre los niveles de producción a partir de marzo Arabia Saudita ha decidido romper el acuerdos y ha incrementado su oferta hasta alcanzar más de 13 millones de barriles diarios de petróleo lo que ha desplomado los precios a niveles no vistos en las últimas décadas. El precio de la mezcla mexicana se ha reducido hasta llegar a aproximadamente 17 dólares el barril.

Cabe precisar que la producción diaria de petróleo en nuestro país apuradamente supera el 1.6 millones diarios, lo que significa que modificaciones en la producción mexicana, aumentos o reducciones, son incapaces de afectar el precio internacional: somos tomadores de precio, lo que el mercado diga a ese precio vendemos. 

Otro argumento, que ha soportado que los mexicanos nos veamos beneficiados de la reducción de los precios y la intervención árabe en el mercado, es la reforma energética vigente, propuesta y aprobada por los neoliberales en 2013.

Antes de la reforma las reducciones en el precio del petróleo no se reflejaban en el precio de la gasolina, se cuidaban a través del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) los ingresos petroleros porque fundamentalmente financian el gasto público. A partir de la reforma el sector privado puede participar en el mercado de las gasolinas y es por ello que hoy encontramos gasolineras privadas que incluso pueden realizar importaciones.

Esto significa que aunque el gobierno quisiera no reducir los precios, la mayor competencia en el mercado que se permite a partir de la reforma, implica que si quiere el gobierno vender gasolina marca Pemex debe competir con las cadenas de gasolineras privadas como Repsol, OXXO, entre otros, que buscan mayor participación en este mercado. 

Conjugados estos factores resultan en los precios de la gasolina menores a los 18 pesos en promedio en las gasolinas regulares, y no la nueva política energética, ¿instrumentada?, en esta nueva administración federal.

Cuando nos dice el gobierno federal que ante la pandemia “decidió” bajar el precio de la gasolina para “fortalecer la economía popular ante la adversidad” no dice mentiras; si PEMEX no baja el precio del combustible en las gasolineras las empresas privadas le quitarían el mercado a aquellas que aún mantienen la franquicia gubernamental. Aquí sí se ha complementado su promesa de campaña. ¡Gracias Arabia, gracias noliberales! Cuidado que los neoliberales recargados vienen con todo.

* Académico de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana y del Instituto de Administración pública del Estado de Veracruz

** Estudiante del último periodo de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana 

Enlaces de interés