La reforma a la Ley Minera

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

 ¿Capricho gubernamental o simplemente considerar el costo social que implica la explotacion de minerales?

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Nos enteramos que “las sorpresas” legislativas continúan y que siguen afectando el mercado de valores. El anuncio de modificaciones a las facultades de la Secretaría de Economía en materia de minería causó que el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores cayera 1.23 por ciento ese día principalmente por la caída de los precios de las acciones de las principales empresas mineras.

La preocupación estriba en que se le darán facultades a la Secretaría de Economía para cancelar las concesiones y que pueda “declarar zonas inviables de explotación o en conflicto por impacto social negativo, así como cancelar concesiones y asignaciones mineras por este motivo”, y establece la obligación a los concesionarios “a que destinen un monto para el desarrollo humano y sustentable de las comunidades o localidades en las que realicen sus actividades de exploración y explotación, así como a rendir un informe anual del impacto social de su lote minero; en caso de no hacerlo, cancelar la concesión por incumplimiento”. http://www.milenio.com/opinion/jesus-rangel/estira-afloja/ahora-les-toco-a-las-mineras.

Llevar a cabo esta modificación no fue gratuito, desde el punto de vista económico, cuando una actividad económica afecta otras actividades sin asumir los costos que causa a otros agentes que participan en la economía o incluso a la sociedad en general, se considera que se incurre en una externalidad negativa.

En la explotación minera en nuestro país ha generado ese tipo de externalidades, las cuales han sido denunciadas en múltiples entregas por parte de investigadores y comunicadores por las distintas vías de comunicación a la sociedad.

“La minería es el megaproyecto de mayor consumo de agua y es su mayor fuente de contaminación. Altera el nivel freático y desplaza las aguas subterráneas. Contamina el agua superficial y subterránea con sales minerales, sulfatos, nitratos, óxidos, aceites, grasas, lubricantes, químicos, explosivos y metales pesados (arsénico, plomo, cadmio, cromo, cianuro y mercurio).” https://www.servindi.org/actualidad/80609

Las trasnacionales mineras secan los veneros del país. Grupo México y Goldcorp encabezan la lista de las que más litros de agua ocupan para la extracción de los minerales.Catorce empresas han contaminado los cuerpos de agua de las comunidades donde se encuentran. Y otras siete acaparan el líquido de tal forma que ponen en riesgo a las localidades que las circundan. https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2017/05/16/mineras-acaparan-contaminan-y-sobrexplotan-el-agua-de-mexico/

Lo único entonces que hace la reforma es que las empresas mineras “internalicen” los costos que su actividad les lleva a generar, esto es, que consideren los costos por contaminar y además que inviertan en las áreas afectadas además de que se avoquen a cumplir los objetivos de desarrollo sustentable de las comunidades involucradas en este proceso.

¿La caída del precio de las acciones de las empresas mineras? Pues resulta lógico que a una empresa que se le incrementan los costos totales, debido a que tendrá que asumir los costos sociales, vea reducida su utilidad y por tanto el valor de la empresa. ¿Incertidumbre para invertir en actividades mineras por el riesgo de que se le quiten las concesiones? Ninguno si cumplen asumiendo el costo privado más el costo social. Nada de capricho, más bien una medida de política que debió establecerse mucho tiempo atrás.

 

 

 

Enlaces de interés