¡¡ Las damas…!!

Alfonso Mora Chama

Espacio 13

*En sus diferentes facetas y acciones merecen respeto, digo.

*Existen bellas, lindas, hermosas, inteligentes, guerreras y audaces.

*Pero…analicemos las damas que se interesan en la política…

“La fantasía de un hombre es la mejor arma de la mujer”.
(Sophia Loren)

Alfonso Mora Chama

Todas son de una gran belleza. Otras son lindas y muchas más extraordinarias. La mujer que lleva esa belleza en su interior y exterior, las amamos. Las que presumen orgullosamente sus encantos, las admiramos y las extraordinarias porque son a la vez preciosas e inteligentes. De la mujer que merece respeto porque provenimos de una mujer, nuestra madre.

A esa mujer que Raúl el del poema del Brindis del Bohemio, dedicó expresando que brindaba por Europa y por su pasado que fue de luz, de amor y de alegría y en el que hubo mujeres seductoras, agregando el sentimiento de Arturo, bohemio puro de noble corazón y gran cabeza, que brindaba por su madre, “por la anciana que piensa en el mañana como en algo muy dulce y muy deseado…”.

Por esa mujer, doña Margarita Luder, que se impuso a la rebeldía de Martín Lutero, su hijo, el fraile católico agustino que comenzó e impulsó la reforma religiosa en Alemania, ex comulgado y tuvo que escuchar la súplica de su madre en agonía para que llamara a un sacerdote y le diera la bendición…O dos célebres damas que apoyaron a ese líder estadounidense, la mamá del pastor de la iglesia bautista, Martín Luther King, doña Alberta Williams y la esposa del activista, Coretta… que luchó siempre en contra de la guerra de Vietnam y la pobreza en el mundo y que el 14 de octubre de 1964 se convirtiera en el ganador más joven del Premio Nobel de la Paz…

No se diga la mujer divina que lleva el veneno que fascina en su mirar, alabastrina que tiene vibración de sonatina pasional y el perfume de naranjo en flor, en la inspiración de nuestro músico y poeta Agustín Lara; vamos pues, esas mujeres de Martín Urieta con las que pasó las horas más felices de su vida, al lado de una dama…ciertamente, mujeres tan divinas que no queda otro camino que adorarlas, pero…

Pero…¿y las que se internan en el difícil camino de la política?

Recordamos a dona Griselda Alvarez Ponce de León, senadora por el estado de Jalisco en 1976 y en 1979 candidata al gobierno de Colima por el PRI, primera mujer gobernadora en la historia de México…a muchas más que, han figurado en el escenario nacional para bien y para mal de las cuales dedicaremos una columna especial…mientras que aterrizando en el distrito de Coatepec, aparecen ahora aguerridas damas, otras en calidad de extrañas y las que apadrinadas estarán participando en las candidaturas a las diputaciones federales y locales…

Diremos: Malu González, abanderada por un partido que le ha distinguido su confiando en su trayectoria política, de garra, de batalla, decidida, guerrera y conocedora de la problemática en los 16 municipios que integran el distrito IX con sede en Coatepec, es más, ya lo recorrió y conoce los grupos políticos en cada uno de esos lugares…Linda Rubí Martínez, fiel a su candidato del PRI al gobierno de Veracruz, a su proyecto y su militancia. Pepe Yunes le da el respaldo y la confianza en sus conocimientos adquiridos a lo largo de su juventud, pasando por el Injuver, candidata suplente de Nohemí Guzmán y otras actividades propias de su personalidad…

Charo Piña, dueña del balón de Movimiento Ciudadano, estaré en la diputación local. De familia política sabe el teje y maneje, esperando realice una campaña que le haga llevar votos a esa alianza en donde ella, confía salir avante…y por Dios…doña Carmen.

Carmen Mora que la han agarrado de su “puerquito” los impostores y los vividores, sabiendo que cuenta con el capital económico para apantallar en los medios que no se leen y no se conocen, pagando “letras muertas” en donde finalmente, es du dinero. Doña Carmen asesorada por malvados va derechito al fracaso, si así sabe Dios, confiando solo en su dinero, pobrecita, no sabe ni en donde se ha metido…repetimos: es du dinero y puede hacer con él, un camote.

Ya ampliaremos este comentario, terminando:

La mujer es un don, no un pecado para el hombre.

Enlaces de interés