LOS ÁNIMOS ENCENDIDOS

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

Las imágenes comienzan a ser cotidianas y eso es precisamente lo que preocupa.

Nos estamos acostumbrando a ver en redes sociales y en las noticias las escenas de habitantes enojados que toman justicia por su propia mano. Una aveces por que traían a verdaderos malandros y otras por que guíen señala Anilu entes que pagan las consecuencias.

El que se busque linchar es consecuencia de la frustración y de la desesperación ante la incontenible violencia que azota al país y ante la impotencia que ocasiona que los responsables no reciban el castigo que merecen.

Nada justifica lo que hacen, nada justifica tomar la justicia por propia mano y nada justifica matar. Pero es claro que la sociedad está harta de ver que quienes son los responsables de acabar con este flagelo nada más no pueden.

Peor aún cuando las imágenes se difunden sin control y lamentablemente solo sirven para que otros aprendan cómo hacerlo.

Es claro que la gente está tensa y que cualquier cosa es pretexto para agredir, lo mismo en varias partes del país y también aquí en Veracruz.

La más reciente en la zona de Lagos de Puente Moreno en el Puerto de Veracruz, en el que un grupo de ciudadanos se metieron a buscar a presuntos agresores a las casas de los vecinos una vez que la policía se retiró del lugar.

Menudo paquete el que tienen los gobiernos electos una vez que asuman el cargo, ya que este malestar social no desaparecerá por decreto o por buena fe, se requiere de la aplicación estricta de la ley a quienes la violenten, de manera ejemplar y expedita.

Solo así podrán calmar los ánimos. Cualquier otra cosa o rollo no les servirá de nada.

 

Enlaces de interés