Los compromisos de Américo Zúñiga

Amco

 

Los compromisos de Américo Zúñiga

Por Toño Reyes

Hace unos cuantos días en las redes sociales los xalapeños intercambiaron un sinfín de puntos de vista relativos al servicio urbano de la ciudad: tanto estudiantes como periodistas y hasta funcionarios federales coincidieron al calificarlo de terrible, debido a las condiciones en que operan los camiones sin permiso, sin placas, mecánicamente inadecuados, incluyendo el estado de los neumáticos, el smog excesivo que emiten, sus conductores sin capacitación suficiente para manejarlos, y toda una suma más de aspectos negativos, sin que hasta ahora nadie se atreva a tocar el tema del orden que se necesita urgentemente para regular la situación.

Uno de los comentarios que más me llamó la atención fue el de un usuario que invitaba a reflexionar a todos los cibernautas en el sentido de que cómo iba a poder el nuevo presidente municipal exigirles a los concesionarios que atiendan las deficiencias si muchos de ellos, por no decir todos, pusieron a su disposición sus unidades para publicitarlo cuando era candidato, “¿con qué cara los va a poner ahora en cintura si está comprometido?”

Hasta ahora la población ha visto con buenos ojos la actitud del alcalde Américo Zúñiga Martínez, ya que desde el primer día al final de su toma de protesta se puso a la orden de la gente personalmente para el asombro de la mayoría que se le acercaba para abrazarlo o darle la mano sin recibir un mal gesto, como lo hacen muchos nuevos ediles que desprecian a las personas por sentirse en automático superior a ellos, “ese es un detallazo” dijo uno de los presentes.

En ese sentido, muchos líderes de colonias populares se sintieron muy a gusto, muy cómodos, ya que los miembros del staff personal de Américo y los demás funcionarios e integrantes del Ayuntamiento al ver el trato de su superior no les quedó de otra más que comportarse a la altura sin importar la marca de zapatos, cinturón, traje o perfume que llevaran (algo similar sucede con el efecto que causa Brenda Ileana Ybarra, coordinadora de la oficina del senador Pepe Yunes).

Los ciudadanos aprecian que todos los titulares de las áreas estrategicas de la presente administración municipal sean profesionistas con suficiente perfil y experiencia, dándole prioridad a la eficiencia y dejando a un lado las recomendaciones o el amiguismo, lo que les permite enfrentar con seguridad problemas rezagados y delicados como el de la basura, y dedicarle el tiempo suficiente al análisis y aplicación de herramientas estadísticas de indicadores para optimizar la aplicación del presupuesto público, y no sólo eso sino también para gestionar más recursos ante el Gobierno del estado, el federal y órganos nacionales e internacionales.

Inevitable, por morbo o simple curiosidad, preguntarse qué tan independiente es Américo de su papá, el maestro Guillermo Zúñiga Martínez. Quienes han tenido la oportunidad de seguirlos de cerca, admiran el respeto al principio de la autonomía de la voluntad que tiene su padre sobre él, no interviniendo absolutamente en nada público ni privado; finalmente cometer errores y aprender a superarlos es parte de la formación profesional.

Tal vez por su evidente discreción, los títulos de ex secretario del Trabajo y ex diputado local no lo distinguen más que su nombre y apellido; hace poco más de tres años, con el temperamento que lo caracteriza, en ningún momento mostró desesperación, inmadurez, frustración ni rencor cuando se le informó que no sería el candidato a la presidencia municipal de su partido, supo transitar con inteligencia y ahora tiene un año más que el trienio anterior para mostrar su capacidad.

Los que saben de política afirman que algo curioso le sucede porque aunque no generó falsas expectativas durante su campaña prometiendo lo imposible, la gente lo ve con esperanza y espera mucho de él sobre la marcha, más que de su antecesora, sobre todo, por ejemplo, porque cuando antes de aprobar el presupuesto anual, es decir sin dinero aún, gracias a sus relaciones inició las obras públicas con la pavimentación de varias calles sin gastar un solo centavo debido a las donaciones.

Sin duda tiene madera para ser servidor público, en lo personal me atrevo a afirmar que de todos los jóvenes que despegaron su carrera en el sexenio anterior, es el que goza de la mejor imagen y aceptación de la sociedad en general.

Poco a poco las circunstancias se irán dando para dejar en claro que no tiene compromisos con ningún interes en particular más que con el desarrollo de Xalapa.

@kunoreyes

Enlaces de interés