Los gritos

Salvador Muñoz

Los Políticos 

Salvador Muñoz

Ninguna fiesta tan grande para el mexicano como es el Grito… entender nuestra independencia por supuesto que no va a leerlo acá, pero ojalá que el “¡Viva México!” a todo pulmón se haya celebrado en paz… yo, por lo mientras, estoy esperando un grito desde hace más de una semana y nomás no llega, lo que me genera incertidumbre: “¡Arreglo calentadooorees!”

Tenemos la sensación de que el boiler ya no calienta tanto, por lo que esperamos oír a este señor que se encarga de limpiarlos, pero tiene rato que no oímos su clásico grito… ¿se habrá enfermado?

Si bien el grito que yo espero es tan particular que quizás muchos de mis vecinos no se han percatado de la ausencia del señor del “¡Arreglo calentadooorees!”… y hablando de ausencias, fue terrible leer las noticias del viernes 13 y no ver el nombre de Veracruz como participante del III Concurso Nacional de Oratoria Juan Escutia 2019, llevado a cabo en el estado de Nayarit. Ganó Oaxaca. 24 horas antes de su realización, un joven veracruzano pegaba un grito de indignación, enojo, frustración, porque el Presidente de la Mesa Directiva de la LXV Legislatura de Veracruz, José Manuel Pozos Castro, simplemente no hizo su trabajo para brindarle los recursos para su viaje a este concurso, como lo establecía la convocatoria.

Gabriel González Lira ya no pudo asistir a Nayarit.

Hasta donde supe, gente cercana a una diputada local acudió con Gabriel para ver la forma de ayudarlo, pero lamentablemente ya tenía el tiempo encima y a pesar de los esfuerzos y la intencionalidad de la diputada y su equipo, ya no pudo viajar ¡ni por avión! Sí, el Grito de Gabriel contra la burocracia del presidente de la Mesa Directiva de la LXV Legislatura fue demasiado tarde…

Otro Grito por Adela (no la Adelita que se fuera con otro), fue el que pegaron cuando Leslie Garibo Puga dejó la Contraloría General del Estado por razones no explicadas pero que dan lugar a “espermaculaciones” al por mayor…

(Explico: “Espermaculaciones”=especulaciones muy jaladas=chaquetas mentales)

El único grito que no se dio el viernes fue el que muchos veracruzanos hubieran querido dar en el Pirata Fuente con un gol que derrotara a la máquina del Cruz Azul, pero éste se ahogó con el cero a cero… lo único bueno de esto es que los Tiburones Rojos siguen batiendo un récord que parece que cualquier equipo en el mundo tardará en alcanzar… o romper.

Y quien seguro debió pegar un grito como el de Tito (Tito Tito, Capotito…) debió ser Fernanda Betancourt, la de las Hijas de la MX, cuando en el portal Últimas Noticias de la Ciudad de México, dan a conocer que murió en Culiacán, Sinaloa, por presunta sobredosis, Claudia Ochoa Félix, La Emperatriz de los Ántrax. El asunto es que ponen una foto de la abogada Betancourt como si fuera Claudia Ochoa, a quien relacionaron como pareja sentimental en su momento, de José Rodrigo Aréchiga Gamboa, “el Chino Ántrax”.

Pero si hubo un grito que indignó en las redes sociales fue la Estafa Maestra que le hicieron a los veracruzanos, al Gobernador, o a ambos, con los seis millones y cacho que supuestamente cobró la banda La Adictiva, que amenizó esta noche de fiestas patrias en la Plaza Lerdo, cuando por lo regular, su tarifa va de uno y medio millón de pesos a dos millones de pesos… ah, pero su austeridad se refleja en cancelar la cena y desayuno (pa curar la cruda) del 15 y 16 de septiembre…

Como sea, yo sigo pendiente, esperando que pase ese señor gritando “¡Arreglo calentadooorees!”, grito de gente trabajadora que me tiene en incertidumbre… ¿por qué ya no lo he escuchado?

 

[email protected]

Enlaces de interés