¡¡ Los Olvidados de la sociedad…!!

Alfonso Mora Chama

Espacio 13

*Héroes en el anonimato cuando su delicada labor huele a basura y mugre…

*Trabajadores de la limpia pública que en esta pandemia cumplen con su deber,

*¿ Acaso usted, usted y usted, les ha obsequiado al menos un vaso con agua ?

“Una calle limpia en el pueblo depende de la educación de sus habitantes”

Alfonso Mora Chama

Tomemos en serio esta frase que enseña toda una realidad, “su última oportunidad es hoy”, a la que se le agregaría otra reflexión que señala “porque ya hemos destruido la mitad o más, del medio ambiente”…y las ciudades siguen sucias a pesar del esfuerzo de los empleados de la limpia pública ante la necedad de los pobladores de arrojar basura, así se barra una y otra vez todos los días. Ignoramos las leyendas en las bardas que mencionan, si ensucias tu ciudad te ensucias a ti mismo, o como esa de que un pueblo no es el más limpio porque barre, sino porque no arroja basura…

Todo cierto…pero.

“Han valorado la diaria labor, a cualquier hora, sea de madrugada, a pleno sol o lluvia, o en lo avanzado de la noche, de los trabajadores de la limpia pública?

Es más…¿les ha invitado un vaso con agua?

No exageramos…¿una torta o tacos caseros?

Claro que no…les damos molestias al tirar la basura en las calles, o sacando las bolsas negras de  basura en los horarios no establecidos, con la equivocada idea de que saliendo de los hogares ya es problema solo de los empelados de la limpia pública.

La reflexión y en análisis directo lo hacemos ahora en esta contingencia, cuando son ellos, los empleados de los carros de la basura, sobre todo,  los que arriesgando su vida y la de sus familiares al poderse contagiar con el Covid 19, siguen en su labor diaria y responsabilidad de tener limpios las viviendas y las calles de las ciudades, poblados y comunidades…y nadie, les reconoce ese riesgo por cumplir con su trabajo, diferente a la cómoda tarea de los otros empleados de los ayuntamientos que, se fueron a la cuarentena, con sueldo seguro y prestaciones de ley…no se diga los empleados de confianza y auxiliares de los presidentes municipales, pero ellos, los de la limpia pública no gozan de este obligado encierro.

Su labor es indispensable.

No podemos imaginar las ciudades abandonadas por ellos y no les hemos hecho justicia. ¿ Para qué les sirve un cubre bocas? Cuando el desagradable olor de la basura es suficiente para colocarlos en peligro, sobre todo si tienen que recoger y llevarse en los carros de la basura, hasta los descoloridos y contagiados cubre bocas.

Podría citar el esfuerzo y el caminar de los barrenderos de las ciudades, para quienes va mi profundo respeto, sin embargo, analizo las acciones de trabajo de ellos en el municipio de Teocelo, lugar que ha conseguido premios nacionales como ciudad limpia y además, el exitoso programa de gestión integral de residuos sólidos, digamos, sin conocer ese rollo de las políticas públicas para conseguir el comportamiento planificado.

Lo mencionamos porque en este tema de los héroes y valientes empleados de la limpia pública, en Teocelo, el personal se “chinga bonito” desde las cinco de la mañana hasta las once o la medianoche y hemos sido testigos de ello, sumando el esfuerzo que realizan para trasladar la basura hasta el municipio de Villa Aldama, a un lado de Perote, labor que inician a las cinco de la mañana para un recorrido de seis horas, ida y vuelta por la libre de Xalapa hasta Villa Aldama y eso que en esta tierra del Dios Tigre, el tema de residuos se aplicó con explicación en escuelas, desde jardín de niños hasta los de bachillerato, con la participación de los vecinos de todos las colonias y barrios de la cabecera municipal.

Con la separación de los desechos orgánicos en las instalaciones de la lombricomposta, se logró disminuir en un 60 por ciento los residuos sólidos urbanos, cuando la aceptación de todo un pueblo por la higiene y limpieza de sus calles y de sus hogares, comenzando de una manera intuitiva con la amplia colaboración de todos comprobando que Teocelo cuenta con ciudadanos activos y participativos.

Es ejemplo Teocelo, es su gente, los niños, los jóvenes y los adultos, los maestros, las autoridades municipales en turno, y los premios nacionales hablan por sí solos y la planta de lompricomposta ya con ganada fama y reconocimiento, es extraordinaria pero gracias a los señores que cumplen con responsabilidad su trabajo y lo demuestran con el corazón para tener ese Teocelo que se proyectó hace años, limpio y sano, son los héroes de todos los días pero que por desgracia, los tenemos olvidados.

Diría Memo Ríos, el comediante: ¡¡¡ Aplausos para ellos…!!!

Enlaces de interés