LOS OTROS INFILTRADOS

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

Ahora que le han arrimado en serio el caballo al fiscal del Estado, última barrera del grupo político que gobernó en el bienio pasado, se antoja nuevamente necesario que se voltee a ver en cada dependencia, órganos autónomos, y órganos públicos descentralizados, a los otros infiltrados.

Son hombres y mujeres que sirvieron al régimen de los panistas y que en puestos operativos clave aún intentan defender, filtrar y golpear a la actual administración, con el fin de ir construyendo una percepción que les permita competir en el 2021..

Filtran temas, algunos sin mayor sustancia, a la prensa aliada para intentar denostar a funcionarios y funcionarias y con ello desestabilizar las diferentes áreas de la administración estatal.

Son fácilmente identificables, de hecho, varias y varios de ellos ya están en la mira por habérseles comprobado un trabajo permanente de defensa férrea tanto al que se fue como al fiscal, como a los pocos operadores panistas que aún quedan incrustados en el poder.

Estas personas creen que seguirán impunes en esta campaña contra las instituciones, pero si el fiscal cae, con mayor razón caerán todos estos peones que sólo generan encono y división y no suman al trabajo productivo de los demás.

YA BAILARON LAS CALMADAS

Si otra cosa no sucede, este martes la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, estará en Boca del Río, en la toma de protesta de Marlon Ramirez. Tremendo mensaje para quienes aún insisten en que la elección no fue legítima y pretenden desconocer al nuevo dirigente.

Por cierto, el artículo 43 del Código de Justicia Partidaria dice: “en ningún caso, la interposición de los medios de impugnación previstos en este código producirá efectos suspensivos sobre el acto o resolución impugnados”. Así que el acto a llevarse a cabo es legítimo, por más que se les haga el hígado paté.

Y para que acaben de bailar las calmadas, se sabe que en el tribunal electoral, les han tumbado 8 de las 11 denuncias que interpusieron por el proceso de elección interna.

Mal y de malas los viejos operadores del tricolor, que perdieron el tiempo en grillas baratas, viviendo de glorias pasadas y grillando en los cafés, sin caminar y convencer a su militancia. Por lo pronto dicen que ya hay amenazas de salirse del partido, ese que hoy dicen defender, pero por el cual no apostaron en las elecciones del 2016 y del 2018.

Ustedes sabrán quienes son ahora que se vayan.

Enlaces de interés