Los pasos de Dalia Pérez

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

Cajera en una pizzería, auxiliar en una lavandería, actriz, lo mismo en cine, en videclips o teatro; niñera, maestra, bailarina, investigadora, legisladora, activista, mamá y hasta ¡jardinera! ¿Qué le falta a Dalia Pérez Castañeda por ser y hacer? Quiere volver a ser diputada. ¿Por qué volver a ser diputada cuando en Veracruz, nadie le arrebata el récord de mayor productividad legislativa, pero no por subir a Tribuna, que también lo hizo, sino por hacer Leyes? Bueno, tiene algunos pendientes que nos platica a quien citan como potencial candidata a diputada local por el distrito de XI de Xalapa junto con las siguientes cápsulas.

* Las leyes que hizo Dalia: Ley para el Desarrollo Cultural para el Estado de Veracruz, Ley de Turismo, Ley de Desarrollo Rural y Ley de Protección a los Animales, Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, además de incluir la violencia de género en el Código Penal veracruzano.

* Aunque no lo crean, todas estas leyes fueron aprobadas por unanimidad, lo que habla de una capacidad de articular, de tomar acuerdos, de construir, de poner a un lado las diferencias de partido y pensar en el bien de la ciudadanía…

* Sobre la famosa película “Chiles Xalapeños”, comenta: “Yo no niego ni me arrepiento de haber hecho esa película. La gente elige con lo que decide quedarse. Yo les ofrezco que se queden con mi trabajo. Me enorgullece”.

* ¿Y qué ha estado haciendo mientras Dalia? Una maestría de Dirección de Gobierno y Políticas Públicas. Por cierto, allí hizo un seguimiento de política pública en materia de género desde 2010 hasta 2015 en el estado de Veracruz, “y encontré tres áreas sustantivas en las cuales hay que apuntalar el avance de las mujeres: salud, educación y el acceso a la justicia”. He ahí otros pendientes que le gustaría atender desde la curul.

* Aunque su ave favorita es el colibrí por toda la simbología que representa entre los aztecas, como el espíritu de las mujeres muertas en parto o de los guerreros muertos en batalla, al igual que ser considerado símbolo de amor incondicional, el amor a la patria, a la nación y a los hijos, ¡nunca ha tenido aves en su casa! Rechaza las jaulas.

* Eso sí, ha adoptado perritos y gatos… y hasta me presentó a Ubú, el dálmata de una de sus hijas a la que tal parece le heredó el amor al teatro, porque bautizó al can con el nombre de una obra llamada “Ubú Rey”, de Alfred Jarry.

* Por cierto, Dalia Pérez trae la espinita clavada con la Ley de Protección a los Animales, cuya aprobación no incluyó todo lo que deseaba: eliminar las corridas de toros y las peleas de gallos, o todo “espectáculo” que pusiera en peligro o enfrentara a los animales de manera violenta.

* Respecto al PRI y su momento actual, considera que les falta tiempo pero les sobra entusiasmo en estas elecciones, tanto que “seguimos siendo muchos”. Hasta presume que los que están en este momento participando, son gente que se ha preparado profesionalmente para la política y la administración pública, pero sobre todo, que es honesta.

* Le sale la sororidad cuando dice que a quienes citan como candidatas a diputadas locales (Michelle Servín y ella) así como las federales (Amparo Álvarez Castilla y Marilda Rodríguez) han formado un equipo solidario en torno a la aspiración de cada una de ellas, “y otras compañeras que están en otros sectores, se suman y dicen ‘en qué te ayudo, cómo te respaldo’. Yo encuentro una gran solidaridad”.

Dalia Pérez está en la antesala de romper su propio récord, aunque para ello, sabe que primero tiene que llegar… un paso primero; los otros, después…

[email protected]

Enlaces de interés