NECIOS

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell 

Este sábado el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell desesperado, pidió a las y a los mexicanos que no salgamos, que nos quedemos en casa.

Nos dijo que este es el momento decisivo, tenemos nos guardamos para evitar que se disparen los contagios y lo servicios de salud se vean rebasados. De suceder, el número de muertes por Covid-19 aumentará significativamente y se perderá el control de la epidemia.

Pero necios como somos los mexicanos, nos vale madre y seguimos en las calles como si cualquier cosa. No dimensionamos, no nos importa.

Centros comerciales lleno de gente, familia enteras comprando  juntas como si nada. En tiendas de conveniencia, carros sardina de cuates comprando chelas, botana, pomo y hielos.

Necios todos y todas. Pero con eso de que todos somos epidemiólogos, sociólogos, estadistas y demás, pues opinamos de lo que no sabemos, nos nutrimos de noticias falsas, viralizamos y en grupos de WhatsApp decidimos que la estrategia del gobierno está mal y que nosotros si sabremos cómo afrontar la epidemia.

Nada más alejado de la realidad. El gobierno ha implementado su plan, pero ninguno funciona sin nuestra participación. Hay comunicadores que alegan que la sociedad se le ha adelantado el gobierno y que este va atrasado. Respeto, pero no comparto. Han sido claros en la estrategia y nosotros, necios, no somos responsables, no estamos haciendo la parte que nos toca para evitar una tragedia como la de España, Italia y Estados Unidos.

Este es el momento de entender, obedecer y sumarnos, no de criticar, soslayar y mucho menos socavar a las instituciones. Entiendo que haya desconfianza, así ha sido desde siempre, pero está en nosotros y solo en nosotros, la responsabilidad de que esto no acabe con miles de familias.

Hagamos lo nuestro y quitémonos los trajes de  expertos que no nos quedan. 

Quédate en casa. Estemos atentos las recomendaciones y después, cuando todo acabe, entonces si, analicemos qué funcionó y que no.

Quédate en casa, de una buena vez.

Enlaces de interés