NO ES CASUALIDAD

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

Dicen que en política nada es casualidad y viendo los recientes acontecimientos a nivel nacional, parece que este dicho se reafirma.

La noticia de que se estaría investigando al ex presidente Enrique Peña Nieto, publicada por el periódico El Universal , pareciera, en el contexto general, una advertencia seria para que los grupos de interés asociados al expresidente, dejen gobernar a López Obrador.

Da la casualidad de que esta información se da a conocer justo después de que se lograra detener con algunos amparos, la construcción de uno de los proyectos más importantes para Presidente, el aeropuerto de Santa Lucía.

Pero también está el tema de las calificadoras, las reyertas en las cámaras de Diputados y de Senadores, la designación del ex gobernador de Campeche como dirigente nacional del PRI, que significa sin duda, que Peña Nieto retiene el control del partido.

El tema de Emilio Lozoya es otra variante en este contexto que incide de manera “casual” con esta denuncia contra el ex presidente en un momento en el que el ex director de Pemex, acorralado y dejado en la orfandad por sus protectores, pareciera que está dispuesto hablar o al menos así se podría interpretar después de las declaraciones que hiciera este martes su abogado Coello Trejo, pidiendo que declaren Peña Nieto y Videgaray.

No hay casualidades dicen, pero como sea parece que ya se hartó el Presidente de que una y otra vez le ataquen por todos lados y le estorben para gobernar.

Dice Trump que se negociaron otros asuntos con nuestro país y en esta cadena de “coincidencias”, de repente aparece en la unión americana un fulano que declara que Peña recibió presuntamente dinero para concretar la venta de Fertinal, mientras acá hacemos la chamba de detener a los migrantes en la frontera sur.

Como sea, esto pondrá de cabeza al sistema político y cambiará sin duda los equilibrios, pesos y contrapesos.

Me imagino que adversarios locales estarán tan nerviosos como los señalados. Ahora van por los que se empeñan en joder.

Se les olvidó aquel dicho: “ los carniceros de hoy, serán las redes de mañana”.

Ya les llegó su mañana.

Enlaces de interés