Orizaba, más Capital que Xalapa

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

Nuestros actos de fe frente a las urnas ya deben de acabar… está claro que no basta muchas veces que sean políticos, tampoco que sean catedráticos y mucho menos ciudadanos, y en descargo de estos últimos, estoy seguro que hay mucha buena intención, pero no se gobierna con tal.

Las ideologías son para el salón y los dogmas para los templos… nuestro municipio, su municipio, cualquier municipio, requiere de administradores de nuestra riqueza, nuestro tesoro que es en sí, nuestra ciudad.

II

Pasó un gobierno priísta, un panista y está en estos momentos un morenista y sigo sin entender cómo es que ninguno de éstos tuvo o tiene la ocurrencia de acercarse a Orizaba, buscar a Juan Manuel Diez Francos y preguntarle cómo lo hizo y cómo lo hace hasta ahora…

Me refiero al caso de Orizaba, ciudad que en un momento de su historia fue sede de los Poderes del Estado hasta que Juan de la Luz Enríquez los cambió a Xalapa, donde los empresarios locales y del Puerto aplaudieron tal movimiento, por ello, la capital lleva su apellido, pero el cementerio de la Pluviosilla también…

Y si bien es cierto que con Enríquez Lara tuvo su apogeo la Atenas Veracruzana, más cierto es que con Diez Francos, Orizaba dio un giro que la posiciona desde hace ya una docena de años aproximadamente, como una ciudad modelo a seguir… ¡pero nadie la sigue!

III

Seamos sinceros… Juan Manuel Diez Francos ha sido un personaje que encaja a la perfección en el “no es monedita de oro”… sí, es un higadito, tanto para los ciudadanos como para los políticos, de tal forma que cuando fue alcalde por primera ocasión, los chayoteros estaban indignados por la “limpia” de “Marías” que hacía con la fuerza policiaca para quitarlas del centro y si no reubicarlas en un zoco, sacarlas de plano… bueno, esto fue en el contexto social… en el político, se cuenta que en cierta ocasión, en una reunión con el entonces gobernador Duarte, empezó una especie de debate propio entre este orizabeño y el cordobés, ¡vamos! un clásico regional que los que viven o hayan vivido en esta zona, lo sabrán entender. Cuentan que el Gobernador se estaba llevando la peor parte del encuentro porque Diez Francos, como se sabe, se habla de tú con el poder, y por eso le valía la investidura del Mandatario estatal… no me crea, pero para concluir ya el encuentro, entró al quite otro cordobés (¡montoneros! sólo así: el que escribe es orizabeño), Erik Porres Blesa, quien de tajo, le dijo a Diez Francos:
–¿Sabe cómo nos dicen los orizabeños?

–¿Cómo– respondió intrigado el alcalde de Orizaba…

–¡Mande usted, Patrón!

Lo que soltó las carcajadas de los presentes, salvando la noche al Gobernador…
PD Erik también me la aplicó en cierta comida donde curiosamente, estaba el actual alcalde de Orizaba.

IV

Pero nos estamos saliendo del tema… a lo que iba es que siendo un personaje quizás no simpático ni agradable, tanto el chayotero como el foráneo, así como el político y el servidor público, reconocen la Transformación que en menos de una administración municipal hizo Diez Francos en la también llamada Ciudad de las Aguas Alegres… pero lo mejor no queda con él, sino que la siguiente administración, el alcalde Hugo Chahín Malluly siguió la misma línea de trabajo ya encaminada por el empresario quien regresó ganando de nuevo en las urnas y seguir dándole a Orizaba ese matiz, ese color, ese toque que hasta el momento mantiene Igor Rojí López… hablamos de una docena de años que hicieron de Orizaba una ciudad que hoy por hoy, es ejemplo nacional de lo que un presidente municipal que llega a trabajar en serio, puede hacer. Acá no hubo que “el anterior alcalde hizo esto, pues yo lo quito y hago mi propio estilo…”, ¡no!

V

Y si se dio cuenta, citamos a tres empresarios que se incorporaron a la política pero con un panorama más amplio, frío si se quiere ver, pero efectivo; donde la mano dura quizás dolió al principio, pero los resultados empezaron a darle la razón a una auténtica transformación, alejada de dogmas y doctrinas… por eso, sigo sin entender cómo es que ni gobiernos estatales o municipales priístas, panistas y hoy morenistas, han buscado a Juan Manuel Diez Francos para que los asesore, para que les explique de qué trata una administración… porque sólo un necio no vería que de cierto modo, a más de un siglo de distancia, cuando allá por 1880ytantos Juan de la Luz Enríquez llevó los Poderes del Estado de Orizaba a Xalapa, hoy, si bien la Pluviosilla sigue sin ellos, no es necesario que los tenga, porque cualquiera que visite la Atenas Veracruzana y luego la Ciudad de las Aguas Alegres, verá que es más capital Orizaba que Xalapa. Nuestros actos de fe frente a las urnas ya deben de acabar…

[email protected]

Enlaces de interés