PAN: Inobjetable y “ojetable”

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

 

A como van las cosas en el PAN, donde está visto que ninguno de los dos contendientes sabe perder, o en el peor de los casos, para la vida democrática del mismo partido que por angas o mangas se expone ante la opinión pública, ¡tampoco saben ganar! tanto de acuerdo a los antecedentes que dieron origen a una “segunda vuelta” como a la postura de llevar ante Tribunales nuevamente esta elección, tiene que haber en Acción Nacional un justo medio que unifique y no que divida al partido que hasta este momento, es el único que le puede dar batalla a Morena no sólo en las siguientes elecciones, sino en la vida política cotidiana que va desde las acciones tomadas por Gobierno estatal, municipal o el Congreso local, por hablar de la aldea… pero mientras eso ocurre, es seguro que todo ha de continuar… por ejemplo, ya hay quienes le cantan las Golondrinas a Sergio Hernández Hernández como coordinador de bancada en la LXV Legislatura…

Este lunes, muy temprano, el llamado de Joaquín Guzmán Avilés fue de “Unidad”… no deja de ser un buen discurso, conciliador, noble, político… mientras no se convierta en “el Llamado de la Selva”… Una de las atribuciones que tiene el dirigente estatal de Acción Nacional es la de incidir directamente en la designación del Coordinador de bancada. La lógica dicta que si asciende El Chapito, desciende Checo y en una de ésas, sube el Chogosteño ¿o por qué no, el Chapa Omar Miranda? Digo, ya no le puse el Cariño, porque le doy en la Ch a este juego de Ch’s.

Ahora que si ya la fracción legislativa del PAN está desgastada por la diferencia de criterios a la hora de votar, sume a ello por las filias que hay entre cada grupo (Manchados vs Chapos), ¿qué tanto le puede beneficiar a la bancada el cambio de cabeza de manada?

No, no soy pro-Checo y mucho menos pro-PAN… ni me va ni me viene el que gane o pierda… simplemente es hacer escenarios, a veces apostando a la política, sacudida de colores, ismos, filias o fobias…

Lo que sí, el dirigente del PAN tendrá que calcular qué tanto beneficia un cambio en el Congreso local… al final, la jugada puede ser buena o mala, pero eso es al tiempo, cuando las ganancias políticas se contabilizan… es igual que ocurre en Morena desde la semana pasada con el caso de Winckler… si la separación del cargo se concluye con la remoción definitiva, quien gane será Juan Javier Gómez Cazarín, por haber sido la voz cantante del asunto, él solo, sin nadie que lo acompañara… pero en el otro lado de la moneda, de que se resolviera que Winckler Ortiz debe continuar, no pierde en primera instancia El Carón, sino José Manuel Pozos Castro, quien fue el ejecutante de estos actos… cuestión de enfoque. Mientras, dígame, ¿cómo va la encargada?

¿Y los Yunes?

En la pasada elección panista, Pepe Mancha gana con 9 mil 530 votos mientras que Joaquín Guzmán Avilés obtuvo 9 mil 101… 581 fueron nulos. Hubo una diferencia entre uno y otro de 429 votos…

En esta elección, El Chapito obtuvo 9 mil 886 votos y Pepe Mancha 8 mil 824, es decir, hubo una diferencia de 1 mil 62 votos.

Para muchos, el triunfo del Chapito es inobjetable, pero para otros, es “ojetable”… el distrito de Tantoyuca será cuestionado, muy cuestionado… 2 mil 510 votos a favor; Mancha, 143… los expertos en material electoral huelen este último caso como “Casilla Zapato”, que de acuerdo al Diccionario Electoral se refiere “a la casilla que después de realizada la votación, sólo contiene votos a favor de uno de los partidos o candidatos que compitieron en la elección”.

Se le denomina ‘zapato’ por analogía con el juego de dominó, en el cual el ‘zapato’ se refiere a resultados sucesivos siempre favorables a una pareja de jugadores y que se sostiene hasta acumular el número de puntos convenidos a alcanzar, cien o más.

Aquí es el punto donde Pepe Mancha considera que la elección se Mancha y pues muchos dirán que es el bastión de El Chapito, que dicha zona tiene el mayor número de empadronados al PAN, etcétera… pero mientras son Peras o Manzanas, consideran los contrincantes que da lugar a impugnar, lo que para muchos significa obligar al CEN panista a “negociar” con los “verdaderos panistas” de Veracruz… ¿un delegado, como dice Ricardo Chúa? Es posible, pero se volvería al juego al que se ha colocado al PAN en este momento. Un delegado sería triunfo de Yunes Linares (a quien le confieren poder en el PAN) y si el resultado del domingo se mantiene, sería triunfo del Chapito (a quien ya vinculan con Morena).

El asunto de la elección del PAN no deja de ser un pleito interno de un partido como el que se da en el PRI, en el PRD y ha de verse en Morena… al final, de cierto modo, todos los partidos no dejan de ser iguales, conformados por intereses, ambiciones y pasiones propias de un animal político… si no, ¡qué chiste!

 

[email protected]

Enlaces de interés