Pepe al alza y los arranques del Peje

Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

 

“La violencia es el refugio de las mentes pequeñas.” – Proverbio chino.

 

Cuando restan 56 días para la jornada comicial, parece que las cosas comienzan acomodarse en Veracruz.

La demagogia del valenciano -porque vive pegado a la valenciana del pantalón de AMLO-, Cuitláhuac García Jiménez comienza a tomar su lugar entre la oferta política que presentan a los veracruzanos.

El ciudadano de a pie, comienza a esbozar cierto reconocimiento a la capacidad del abanderado de Morena, una capacidad confirma que sabe proponer puras promesas e imposibles, que fundamenta sus dichos en la más corriente demagogia priista de los años 70’s.

Es uno más de los que padece el Síndrome.

Seguramente se preguntará ¿cuál es ese padecimiento del que hablan los analistas?

Resulta muy sencillo identificarlo.

Si usted encuentra un amigo o familiar, y le cuestiona ¿por qué y por quien habrá de votar? simplemente no lo confronte, pues se puede topar con un pejezombie, chairo, o redentor del México Bronco y vaya usted a ser víctima de sus frustraciones y reciba una andanada de descalificaciones, insultos y mentadas de madre, por el simple hecho de no ver el mundo igual de gris que ellos.

Así estos infectados con el síndrome emplean desde la comodidad de su red social favorita, la misma para realizar una especie de catarsis en la que critican todo lo que está mal, claro bajo el disfrute que le da la comodidad de una democracia y un sistema económico donde la oferta y la demanda, sin proponer absolutamente un como resolver cada uno de los problemas que enfrenta el país o la entidad.

Pero ese sistema económico del que se lamentan o esa democracia que descalifcan, les ha permitido tener acceso a una lap top, una airbook o celular Iphone que no les cuesta tres pesos.

Esos que, cansados del saqueo a la nación por parte de algunos integrantes de los partidos políticos, no ven más salida que la opción de que sean ya otros los que roben, al menos, porque ya no serán los mismos.

De este modo, los infectados con el síndrome se evidencian solos, y piensan que mientras la cosa esta peor, ya el “status quo” no puede ir más a fondo, craso error, porque lo que no saben, es que los hoyos negros en el universo existen, y no tienen fondo, y de ellos nadie escapa, al menos hasta ahora.

Quizá es que, gracias a esa circunstancia, que la preferencia electoral comienza a mostrar un cambio sustancial.

La más reciente encuesta emitida por la empresa Massive Caller, fechada el 1 de mayo, coloca a Pepe Yunes con un importante incremento de más de un punto porcentual, contrario a sus oponentes, que se mantuvieron en el mismo porcentaje o bien decrecieron.

Esta empresa encuestadora contratada por el propio Acción Nacional asegura que Pepe Yunes es el único de los aspirantes a la gubernatura que mantiene una tendencia a la alza, de acuerdo con encuestas recientes.

Una encuesta que le aseguro está muy bien hecha porque lo pagado por ella, no han sido unos cuantos pesos, sino un total de cuatro millones 640 mil pesos para hacer encuestas sobre temas variados, tal como ha sido reportado ante el sistema de fiscalización del Instituto Nacional Electoral y de lo cual se dio cuenta en varias notas de medios nacionales.

La apuesta pues se concentrará en dos proyectos y ambos comparten apellido.

 

Sextante.

Ayer nuevamente Andrés Manuel López Obrador fue la nota.

Primero se confrontó con los empresarios criticó el actuar de los mismos y del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), al que calificó como “minoría rapaz” que ha robado y que tiene secuestradas las instituciones del país.

AMLO hizo estas declaraciones luego de que el CMN rechazó en un desplegado “las expresiones injuriosas y calumniosas” de López Obrador y lamentó “que alguien que aspira a ser presidente denueste a quienes no comparten sus ideas”.

Durante su participación en la 59 Semana Nacional de Radio y Televisión, el eterno aspirante presidencial aseguró que los empresarios no quieren un cambio de régimen, “no quieren dejar de robar, no quieren perder el privilegio de mandar porque no sólo es hacer negocios al amparo del poder público, sino que se sienten dueños de México.

“Ellos tienen confiscadas las instituciones, tienen secuestrado al gobierno, el gobierno no representa a todos los mexicanos, está al servicio de esta minoría rapaz”, les dijó.

Después se presentó en Televisa en el Programa “Tercer Grado” y ahí la terminó de reventar.

Negó a su hermano Arturo, negó a su familia al afirmar que el como Juárez antepone a la Patria Primero. Luego reconfirmó que echará atrás la Reforma Educativa y otras reformas más, porque el quiere regresar a México a los años 70’s bajo esa visión priista de antaño en la que se conformó.

Asegura que el como Madero será un apóstol de la democracia, pero no respeta la ley electoral, descalifica a las autoridades, pero eso sí, no renuncia a los más de dos mil millones de pesos que anualmente recibe su partido -y lleva cuatro años como partido- y además no ha entregado ni un peso partido por la mitad, de la prerrogativa que afirmó daría para la reconstrucción de los sismos de septiembre del 2017.

Lo que Andrés Manuel no entiende es que ni es Juárez, ni es Madero, ni mucho menos Lázaro Cárdenas del Río, lo que López Obrador no comprende, es que México no son los Méxicos que estos hombres enfrentaron, lo que AMLO no entiende es que lo que México menos necesita es un mesías tropical que intente homogeneizar el pensamiento de los ciudadanos a su favor, porque sí no piensas como el, entonces todos somos miembros de su Mafia del Poder.

Así no es Peje, así no.

 

 

Al tiempo.

 

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

Enlaces de interés