Percepción y encuesta en Veracruz

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

Percepción y encuesta en Veracruz

Que quede claro: en estos tiempos, las encuestas publicadas en los distintos medios de comunicación no necesariamente reflejan la percepción ciudadana. Hoy, la estrategia es distinta, los ejercicios estadísticos buscan influir en el ánimo de la gente, y en consecuencia, traducirlo en votos.

Ya es cotidiano que al ver una encuesta en algún medio de comunicación o en nuestro whatsapp, nos parezca extraño el resultado que presenta. A veces lo increíble no es el acomodo de las posiciones, (sería un suicidio a la credibilidad poner en estos momentos a AMLO en segundo lugar), sino los porcentajes de distancia o cercanía entre ellos.

Después de garrafales errores en distintos casos ocurridos en México y el mundo, las casas encuestadoras pasan por una grave crisis de credibilidad. Cada vez les damos menos crédito. Se sabe que en buena medida, los propios candidatos o competidores las usan para hacer creer al votante que van bien, que mejoran, o que el “de enfrente” se estancó.

La estrategia es simple: el que va perdiendo o está rezagado pide una encuesta para simular que no va tan mal, que mejora, que “lo que dicen no es cierto, que aún puede competir”; el que va ganando, intenta a través de ellas comunicar que va a la alza, o bien, que no pierde terreno frente a sus adversarios.

De igual forma, la idea también es, entre otras, la de generar sentimientos en la gente y “convencerla” de aplicar el voto útil, sin decírselo de manera directa. Si alguien piensa sufragar por un independiente, hacerle ver que dicho candidato no tiene opciones de ganar, y mejor hacerlo por otro con posibilidades reales de competir, es decir, no “desperdiciar” el voto.

El asunto es que esta práctica, tácitamente aceptada y de conocimiento popular, ha desvirtuado el trabajo de las casas encuestadoras serias. Hoy existen más “pronosticadores que encuestadores”.

Por lo tanto, es mentira que exista un ganador tanto en la Presidencial como en Veracruz. No hay vencedores ni perdedores seguros, por más que así parezca. Lo que hay son encuestas reales y “trabajadas”; lo que sí hay son percepciones movibles de aquí al 1 de julio.

[email protected]

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Enlaces de interés