Política y máscaras

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

Hasta este momento, ningún partido en Xalapa ha tenido la ocurrencia de llevar entre sus candidatos a una curul o a la presidencia municipal, al amo de los ocho ángulos, ¡Octagón! o en una de ésas, ¡a Máscara Sagrada!; o en Martínez de la Torre, nadie ha abanderado a Octagoncito, ni en el Puerto, a Mini Histeria… ellos son luchadores enmascarados que de un modo u otro, han puesto en alto el nombre de Veracruz con su actividad…

Los traigo a colación porque tengo entendido que en la Ciudad de México, el partido Redes Sociales Progresistas impulsa las precandidaturas de otros maestros de los encordados como Tinieblas junior, Blue Demon junior y Carístico al que identificaba mejor como Místico. En esta ocasión no meto a las pléyades de la farándula que cuezo aparte… hoy, me inclino por el interés y dudas que despiertan en mí las aspiraciones de estos personajes…
Una de estas dudas va con su registro ante las autoridades electorales… ¿se van a quitar la máscara a la hora de su registro? Creo que sí… y es seguro que lo harán de manera privada para preservar no tanto su identidad, sino ese misterio que genera la máscara…

Una máscara tiene los símbolos que uno quiera, que van desde el reflejo de nuestros temores, el deseo de justicia, o simplemente la oportunidad de dejar de ser uno para convertirse en otro. No sé si en otras sociedades funcione la máscara igual que en la nuestra, pero en el mayor número de casos, uno puede ver reflejado paladines en la máscara de El Santo, del Zorro, del Llanero Solitario, de Batman, o en este caso, de Tinieblas, Carístico o Blue Demon… aunque de eso a votar por alguno de ellos, en lo particular, me resisto y conste, si estuviera en mis manos, o en mi boleta, o en mi distrito, le daría mi voto de confianza a Paquita la del Barrio, pero no a un enmascarado… algo me genera rechazo…

Otro interés que me genera la posibilidad de que sean candidatos, es su campaña… cualquiera podría pensar en el efecto que pudiera tener en sus recorridos, pero si somos aguafiestas, ¿qué pasará con la pandemia? Salvo mi ignorancia, hasta el momento, desconozco si las autoridades electorales ya tienen contemplado algunos protocolos a seguir para los candidatos a cargos de representación popular, o simplemente se seguirán aplicando los hasta hoy conocidos, como la sana distancia, cubrebocas, gel, evitar aglomeraciones, etcétera…

La más intrigante de mis dudas: ¿Tinieblas y Carístico usarán cubrebocas si su máscara no tiene boca?

¿Y si ganan? ¿Se quitan la máscara? ¿No sería como una especie de paradoja que triunfando pierdan la máscara? ¿O sí podrían legislar o gobernar con ella?

En descargo de RSP, hay que mencionar que de acuerdo a lo expresado por líderes de este partido, se imparte una serie de cursos de capacitación a sus precandidatos en aras de que entiendan que no sólo basta la popularidad, sino también el comprender el fin u objetivo de sus aspiraciones.

Es posible que a muchos ciudadanos les incomode de cierto modo, en este caso específico, el hecho de que enmascarados tengan un pie dentro de la participación política (a la cual tienen derecho), aunque siendo sinceros, llevados por la pandemia, vamos para el año que sin querer, una especie de máscara cubre nuestra identidad… y no somos luchadores y menos candidatos.

Si esto de los enmascarados y del cubrebocas es incómodo, sólo imagine también que de cierto modo, muchos de nuestros políticos que hoy aspiran a un cargo de representación popular, usan una máscara, que llegando al poder se quitan… sí, ahora los tenemos en la Cuatro T, pero en la mayoría de los casos, ningún partido se escapa de ser desenmascarados, no por un rival en turno, sino por sus mismas acciones… piénselo… en una de ésas, todos traemos máscaras…

[email protected]

Enlaces de interés