¡¡ Procesión de engaños…!!

Alfonso Mora Chama

Espacio 13

*Vendrán campañas de burla que encontrarán el justo enojo del pueblo contra los mentirosos…

*En estos momentos de angustia por el Covid 19,  no se ven, no se notan, no se escuchan…

*¿ Serán capaces de volver a su distrito y municipios para solicitar el ansiado apoyo de votantes ?

“De los hipócritas no esperes sentimientos verdaderos”

Alfonso Mora Chama

Recordamos del abogado y catedrático de la Facultad de Periodismo, secretario de la misma institución y posteriormente presidente municipal de Boca del Río, Avelino Muñiz García, en su materia de Derecho Constitucional Mexicano, entre charlas fuera de salón decía que nada es tan peligroso como la debilidad en los políticos, parafraseando a Luis XIV, el mismo que tan solo a sus cuatro años y ocho meses llegaba al trono de Francia.

El llamado “Rey Sol” cuyo nombre Louis-Dieudonné, significando “dado por Dios, a eso se creía que quien lo desobedeciera lo hacia con Dios, recalcaba mucho de esta debilidad política. ¿ A qué vamos pues ¿

A que el mortal coronavirus nos ha dado de todo. Encierro casero, qué bueno. Frenadas las actividades sociales, deportivas, culturales…la ambición de empresarios con despido de sus trabajadores y otros, como Salinas Pliego, obligándolos a continuar laborando con la amenaza de quitarles el trabajo si no acatan su amañada disciplina…y lo más recalcado como reclamo ciudadano, el abandono de los representantes populares, senadores, diputados federales, locales y presidentes municipales, en donde algunos legisladores tienen la ilusión de buscar las candidaturas a las municipales y otros, a la reelección que lograron en una de sus últimas sesiones.

Pero esta pandemia nos ha mostrado el cobre de los políticos todos.

Si tienen considerado entre sus proyectos inmediatos, convertirse en diputados y alcaldes, hablamos del estado de Veracruz, y concretamente los distritos IX, federal y XII local, que le canten las golondrinas a sus nefastas aspiraciones. Como lo asentaba el ministro Mazarin y asesor del Rey Sol, nadie les creerá, nadie los apoyará porque en el caso nuestro que vivimos del Covid 19, solo demuestran su realidad: la debilidad. No son nada, no sirven para nada y de ninguna manera justifican sus altos salarios si están alejados de las necesidades del pueblo.

Las humillaciones, la pobreza, el frío, hambre y el miedo, la carestía y escasez de los artículos alimentarios, el desempleo, serán cobradas en el momento preciso y no es cuestión de convertirnos en pitoniso o brujos de bola de cristal o yerbas mariguanadas, pero seguramente se encontrarán con palabras y sonidos discordantes, recibimientos desastrosas conocida ya la sarta de engaños y mentiras…si acaso los llegan  a recibir será para que cosechen el reproche, el enojo y el justo encabronamiento al olvido que demostraron cuando pueden y pudieron auxiliarlos…No habrá risas, abrazos ni espaldarazo por muy hábil, inteligente o talentoso que sea el candidato. El partido que lo apoye, no lo vemos presente en estos momentos.

Las visitas domiciliarias confeccionadas en sus recorridos angustiosos, solamente servirán para que el candidato exprese su discurso, redactado por un fulano y leído por el abanderado para él mismo. Será la muestra de la debilidad y la fuerza del desprecio y la venganza de los pueblos. Si mentir les sale muy bien pero “ese hacer que el pueblo les crea saldrá mejor”. Que bueno que estará alejada la suntuosidad de palabras, de música y de lambisconería.

Pobres candidatos, ahora poderosos y trepados en el poder que pronto caducará, tendrán penas, inquietudes y fatigas, un carnaval en movimiento repleto de odio y de resentimientos. La desgracia de un pueblo los espera, si son conocidos, a la goma. Otros aparecerán con la sublime locura de un redentor, de un mesías…de ellos, de los ruines, falsos y perversos, la ciudadanía ya los tiene, como se dice en la nota policiaca, plenamente identificados.

¿ Qué podrán debatir?. Me pregunto y me contesto: nada.

Por cierto, don Raymundo Andrade y doña Carmen Mora…nuestros adorados diputados de Morena, no aparecen.

Ni aparecerán, dijo el indito.

Enlaces de interés