¡¡Pst, pst, pst: Cuitláhuac!!

Gustavo Cadena Mathey

Al Estilo Mathey

Gustavo CADENA MATHEY
Una oportuna visita a los bomberos de Xalapa que han hecho este jueves  integrantes de las agrupaciones de periodistas ACoVer y Otero Ciudadano, permite reflexionar -como escribió don Enrique Olivera- la vergüenza que representa que en la capital veracruzana el servicio de bomberos dependa de la caridad pública.
Y digo que resulta oportuna porque seguramente el tema se abrirá a la polémica y contribuirá seguramente a que el joven Cuitláhuac García Jiménez lo incluya en su próximo plan de gobierno.
Durante la visita al mediodía, nos atendieron y explicaron el tema los dirigentes del Patronato de Bomberos de Xalapa A.C., el siempre dinámico Pepe Zaydén Domínguez, presidente, quien ofreció una muy clara explicación; la secretaria Nora Guerrero Córdoba, el tesorero Mariano Borbolla Román y el director técnico y primer comandante José Luis Acosta Hernández.
Allí la maestra Nora pidió proponer al ayuntamiento cobrar una cuota mensual de un peso en el recibo del agua para contribuir a modernizar esa institución.
Sin embargo más adelante don Enrique Olivera destacó que  por ejemplo en Yucatán el cuerpo de bomberos conjuntamente con Protección Civil y socorristas están integrados a la Secretaría de Seguridad Pública estatal, sus integrantes están en nomina con salario y prestaciones, cubren todo el territorio estatal y cuentan con transporte y equipo limitado pero suficiente.
Incluso don Enrique Olivera propuso que desaparezca la llamada Comisión para la Defensa de los Periodistas y su presupuesto se otorgue a bomberos, lo cual es una excelente idea, o bien que los periodistas de ACoVer y Otero Ciudadano presenten iniciativa ante el próximo congreso para que los bomberos se integren a la Secretaría de Seguridad Pública. Muy bien.
Y en otras cosas, recibo positivos comentarios sobre la actuación del alcalde de Coatepec Enrique Fernández Peredo quien gana simpatías por su empeño para resolver el problema de la basura, la reparación de calles y banquetas del centro de la cuidad en el Pueblo Mágico, para atraer el gran turismo que necesitan, todo esto a pesar de que encontró una administración sin recursos.
Otro asunto es el de los angustiados jóvenes que no aprobaron el examen de admisión en la UV y desesperados luchan por un lugar en el próximo semestre. A ver si no les salen que se equivocaron en los resultados como pasó hace unos años.
Tenga el lector armonía y paz en su hogar y su entorno.
[email protected]

Enlaces de interés