Quinto lugar nacional

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell 

Tenía que suceder. Veracruz es noticia por que ha llegado al quinto lugar nacional en casos confirmados de Covid-19 y ya empiezan los gritos histéricos de quienes quieren culpar al gobierno por ello.

Aquí lo escribí hace ya varias entregas y lo sostengo. Los gobiernos federal y estatal diseñaron su plan, lo difundieron, nos han metido hasta el cansancio cualquier cantidad de spots, videos y ruedas de prensa en donde nos han dicho hasta el hartazgo que nos quedemos en casa. Pero nos vale madre.

Veracruz está dentro de los estados que más movilidad presentan y ahí están las consecuencias.

Para no entrar en discusiones banales en donde se mezcla la urgencia sanitaria con la grilla, pondré como ejemplo el pasado 30 de abril, día del niño y la niña, en la que todos fuimos testigos de largas filas para comprar pizzas y pasteles. Las plazas comerciales a reventar y las y los ciudadanos en plena fase 3 de la contingencia paseando como si nada, pasándose las recomendaciones del sector salud por el arco del triunfo. ¿ Y qué tal el tianguis en la colonia revolución? Allá la vida es otra, el mundo es otro, el coronavirus parece no existir.

No culpemos ahora a las autoridades por nuestra irresponsabilidad. No nos ha importado y eso trae consecuencias serias. 

Ahora se conforma una especie de teoría del ocultamiento de las cifras, no comprobado aún, por que se han disparado los casos.

Entonces no se entiende como se comporta una epidemia ni han visto los resultados de Google Maps de cómo está la entidad en movilidad. No nos importó y ahora se multiplican  los casos. 

¿Qué querían? ¿ A la policía y al ejército en las calles prohibiendo que saliéramos? Ah! Entonces pinche estado represor. No bueno, era tan fácil, solo quédate en casa, sal a lo esencial, si tienes que trabajar hazlo con todas las precauciones y regresa a casa. 

Pero no, la vida es un carnaval en el estado, mientras las y los profesionales de la salud se juegan la vida minuto a minuto.  Es responsabilidad de todas y todos cumplir nuestra parte, por que de otra manera ningún plan para enfrentar la pandemia funcionará.

Mejor insistamos en orientar e informar, para que la gente se quede en casa. Evitemos muertes innecesarias, también es nuestra responsabilidad.

Enlaces de interés