El regreso de la nota roja

Salvador Muñoz

LOS POLÍTICOS

Salvador Muñoz

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance… no lo van a matar, pero le dejarán “un recuerdo muy grande”.
Hace ya más de un año, un vecino de la unidad que habito, de origen cubano, tras una serie de robos que hubo en la zona, tuvo la buena ocurrencia de ofrecer un curso de autodefensa para las mujeres.
Me platicaba que en La Habana los instruían en defensa personal y en una ocasión, agarró a un tipo que le pretendía bajar los tapones para rin de su carro. Le dio su escarmiento. Además del adiestramiento para vecinas, propuso hacer rondines entre vecinos, pero éste no tuvo éxito ni eco… diversas circunstancias rodean a cada habitante de esta unidad lo que hace imposible un rondín constante.
II
Este lunes, amanecimos sin agua en la unidad… problema que no era para nosotros porque contamos con un depósito en el techo para estas emergencias. Por alguna razón, no caía agua y tuve que subir con todo y mi pinche vértigo a ver qué ocurría. ¡Un méndigo coraje pegué! No, no estaba vacío el tanque… nos robaron la tapa del tanque.
La Mujer pretende poner un anuncio para que cuidemos a quién dejamos entrar al edificio… sólo basta observar y recordar para hacer conjeturas donde derramar mi bilis: veo en el techo tres antenas nuevas de ésas de cable como Sky, Dish y otra que no recuerdo. Condeno a alguno de esos empleados. También recuerdo que hace unos días estuvieron trabajando unos albañiles en el quinto piso… Paso a condenarlos también.
Ahora, como que la situación no está para comprar una tapa… y la verdad me vería muy descarado si ocupo una de estas antenas como tapa para mi tanque… sí, a veces por más esfuerzos que uno haga, el delincuente, sea ratón o ratota, sólo espera la mínima oportunidad para fastidiarnos…
III
Lo primero que pensé cuando supe de la fatídica noticia, es que hubo un intento de robo. La doctora se defendió y fue atacada por el delincuente.
Al atardecer, ya con información más detallada del evento, trato de entender qué motiva a alguien a atacar a una doctora cuando está dando consulta, si apoyo mi duda en la información publicada. Es ginecóloga y su agresor o agresores, fueron directo a atacarla… hasta me arriesgaría a decir que a matarla. Es decir, no importó la presencia de testigos quienes fueron los que dieron aviso a las autoridades como para su auxilio. Iban directo por ella, insisto, siempre apoyando mi conjetura en la información vespertina del caso. ¿Qué pudo hacer una médico especializada en obstetricia y ginecología para que un o unos locos la ataquen?
IV
Si se ha percatado, hay cantidad de información en los medios, tanto impresos como virtuales, de hechos que transgreden la tranquilidad y seguridad de los veracruzanos. Ejecutados, secuestros, levantones, desaparecidos, balaceras, robos, atracos y los que quiera usted agregar.
¿Por qué de repente floreció esta información? Lo comento en función de un hecho que no sé cómo de repente se dio: ¿Quién levantó “la veda” para hablar de nota roja? Es que si se recuerda, en el sexenio de Javier Duarte, tras los asesinatos de periodistas y amenazas a otros más, en muchos medios prácticamente desapareció la Nota Roja… más bien parecía Nota Rosa porque sólo manejaban choques, accidentes, discusiones de parejas y algún otro evento de los que gustan llamar “crimen pasional”, pero los que comenté en párrafo anterior, eran innombrables.
Por un lado, festejo la apertura de la información, pero por otro, me intriga también cómo es que se dio en los medios, ese paso valiente para informar… ¿cuál es la diferencia entre el gobierno de Javier con el de Yunes para que se hayan animado a hacerlo?

[email protected]

Enlaces de interés