Roja a Kuri

Brenda Caballero

Números Rojos

Brenda Caballero

Primero fue Winckler; después, Portilla; le siguió Edel; y ahora es Fidel Kuri.

Y no, no fue la 4T la que le sacó la tarjeta roja a Fidel Kuri Grajales, sino la Liga MX, a quien a través del apoderado de la Federación Mexicana de Fútbol, al que por cierto le temblaba todo, le fue notificado de acuerdo al artículo octavo del Reglamento de la Liga MX: “solo tendrán derecho a asistir a las asambleas los Clubes que se encuentren en el pleno ejercicio de sus derechos a través de su respectivo dueño, representante, titular y o representante suplente”. Paso siguiente le negaron el acceso a la asamblea. Kuri observaba en plan de divo desde su vehículo, y al terminar el apoderado, simplemente dijo que no entendía lo que le estaban diciendo.

En realidad ya se veía venir; ya hasta se había comentado en este espacio. Era un secreto a voces por parte de los dueños de los equipos del futbol mexicano; se cocinaba cual futbol de estufa, pues ya no lo querían  en las ligas futboleras. Y al no actuar, por lógica lo hacían mas fuerte.

Pudiera ser su prepotencia, su desacato a las reglas de la liga y la federación, su falta de pago a los jugadores, su irreverencia, sus declaraciones a la prensa, incluso se habla hasta de amenazas de muerte al dueño de un equipo; sin embargo, mucho tuvieron que ver las declaraciones de Fidel Kuri a algunos medios de comunicación el pasado  lunes, donde aseguró que cuando se presentara en la Asamblea iba a desenmascarar a varios que presumían honestidad y rectitud, además de otras sorpresas.

Y como dice el dicho: “Bajo advertencia no hay engaño”, los dueños, pues le tomaron la palabra y ¡sopas! Fidel se queda sin derecho a entrar a la Asamblea de la liga MX y posteriormente es desafiliado.

He de decir que Fidel Kuri ya también lo veía venir; incluso en una entrevista que le hicieron de mesa redonda, se quiso amarrar el dedo diciendo que la franquicia no se la habían regalado, ni la había comprado, que él la subió desde Orizaba. Ah, y hasta aclaró que ningún gobierno le ha dado dinero, ni Duarte, ni Yunes, ni Cuitláhuac.

Tal parece que Kuri perdió la memoria, pues no recuerda los 60 millones anuales que le depositaba Javier Duarte, pues en su sexenio se apoyó a los equipos profesionales deportivos como al mismo equipo de béisbol, Los Rojos de Águila, pero bueno, ésa es otra historia.

Deberían preguntarle a los mismos jugadores que tuvieron problemas con Hacienda, pues les pagaban con las empresas fantasma vinculadas a Javier Duarte, que también es una triste historia.

Pero ¿se quedará Veracruz sin fútbol? No, no lo creo. Ya el gobierno de Veracruz  se había acercado a la Federación para mantener el equipo, esperando que Fidel Kuri lo vendiera; sin embargo, Kuri cambió de opinión, o más bien, nunca pensó venderlo. Esa fue otra línea que aceleró la desafiliación. Pero Kuri no se quedará con los brazos cruzados, ya dijo que se irá a tribunales a la FIFA o al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) para pelear sus derechos.

¿Y el Tiburón? Después de ser desafiliado, habrá que esperar el seguimiento de la Asamblea de la Federación Mexicana de Fútbol y su resolución, pues ya se escuchan posibles compradores como TV Azteca, Hugo Sánchez y hasta la ex diputada Regina Vázquez Saut.

Esperemos a ver qué pasa, pero por lo pronto, después de tanta trayectoria futbolista es triste que El Tiburón muera así.

@NumerosRojos_BC

[email protected]

Enlaces de interés