Se ha escrito más de Ayotzinapa que del 68: Gil Arturo Ferrer

“Respecto al 68, se suprimieron acontecimientos ocurridos en provincia, donde hubo luchas sociales y estudiantiles”

Claudia Peralta Vázquez

Xalapa, Ver., 10 de octubre de 2018.- Gil Arturo Ferrer Vicario, investigador de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), criticó que en nuestro país actualmente se haya escrito más sobre la matanza de Ayotzinapa que del movimiento del 68, esto como consecuencia del centralismo económico, político y académico que persiste.

Al participar este lunes 8 de octubre en las Jornadas Académicas “De Tlatelolco a Ayotzinapa. Un paso adelante y tres atrás”, organizadas por la Universidad Veracruzana (UV) y el Ayuntamiento de Xalapa, lamentó que los acontecimientos históricos siempre se centralicen y se establezca que tuvieron lugar en la Ciudad de México, cuando en otras entidades federativas también se registraron movilizaciones estudiantiles y sociales durante la década de los sesenta.

Al hablar sobre “Los movimientos estudiantiles en México en la década de 1960”, el actual coordinador del Posgrado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Uagro, destacó que hoy en día son muchos los investigadores que luchan contra ese centralismo académico.

En el marco de este evento que se desarrolla desde el 26 de septiembre y hasta el próximo 19 de octubre, en el Auditorio “Gonzalo Aguirre Beltrán” del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) comentó que historiadores extranjeros coinciden en que los grandes movimientos del país, como el de la Revolución Mexicana, no fueron monolíticos.

Por el contrario, subrayó que es resultado de una suma de movimientos revolucionarios en varias partes de México, como en Morelos, Guerrero, Chihuahua y Sonora.

Por ello, consideró una irreverencia hablar sobre el 2 de octubre cuando en la enseñanza de la historia prevalece este centralismo hecho por unos cuantos personajes llamados “héroes nacionales”.

“Quienes nos dedicamos a la historia social creemos que las grandes transformaciones del mundo, especialmente de nuestro país, son resultado de la movilización popular y no sólo de unos cuantos.”

Asimismo, la Independencia de México no fue más que la culminación de un proceso de resistencia de los pueblos indígenas y campesinos desde el inicio de la Conquista y colonización, aseguró.

En este sentido, Ferrer Vicario se pronunció por destruir esa historia que nos ha hecho creer que las transformaciones son resultado de unos cuantos “iluminados”.

Al referirse al caso de Guerrero, narró que durante la década de los sesenta, en este estado se generó un movimiento estudiantil popular que consistió en dos luchas distintas. Una tuvo que ver con la creación de la universidad, y la otra en protesta por el nepotismo y autoritarismo del gobierno del general Raúl Caballero Aburto, designado como mandatario en 1957.

Precisamente fue este personaje quien retiró el subsidio a la Universidad de Guerrero, instaurada en 1962, debido a la estrecha vinculación entre la institución educativa y el pueblo.

En virtud de lo anterior, puntualizó que en cada estado las universidades necesitan discutir sobre sus historias locales y regionales, pues cada una tiene sus propias particularidades.

Enlaces de interés