SE PELEARON. NINGUNA SORPRESA

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

A nadie sorprendió que no cuajara la alianza entre el PRI, PAN y PRD.

Sergio Cadena y Marlon Ramírez le dijeron de todo a Joaquin Rosendo Guzmán Avilés, a quien acusaron de ser el causante de que el bloque opositor a morena fracasara en la entidad.

Si de suyo ya se veía difícil que pudieran ganarle a los morenos, pues así divididos menos.

Si en las cúpulas nada más no pudieron, imagínense abajo, a ras de militancia, en donde la playera se trae tatuada, se defiende con pasión y se cobran los agravios de campañas pasadas.

En morena deben estar felices, los intereses Yunistas y otros, esta vez no pudieron aglutinar  operativa y mediáticamente, lo que les ayuda a enfrentar el proceso electoral con mayor probabilidad de mantener a esa fuerza política en el primer lugar.

Todos sabemos que el PRD tiene mínima presencia y estructura en el estado, por lo que ahora solo le queda colgarse de las valencianas del PRI para tratar de alcanzar una votación decorosa. No han sido y no serán factor salvo en lugares muy focalizados. Sirve para medios, no para votos.

En el PRI, reconoció Marlon, hay quienes no están de acuerdo con la alianza, pero de todas manera va, por que necesitan recuperar terreno y no hay de otra. Esperemos a ver si el PRD realmente les ayuda o se convierte en lastre.

En el PAN, pues de plano ni pies, ni cabeza. 

Divididos en Yunistas y panistas, luchan con lodo, diatriba y todo lo que se pueda, para mantener feudos, control de recursos en el congreso y municipios y de prerrogativas en el partido, lo que evidentemente les impide ponerse de acuerdo con los rojos y amarillos, por los intereses, que tienen la mira en el 2024.

Así las cosas, no se concreta la dichosa alianza y a nadie sorprende. Lo raro hubiera sido que así sucediera.

Los enconos entre estos harán que se hagan trizas entre ellos. Ya saben con qué resultado final.  

Enlaces de interés