¿Será que la crisis financiera de Veracruz es un problema de la República?

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

Arturo Francisco Gutiérrez Góngora

“No tiene la culpa el indio sino quien
Hizo compadre al compadre”

Sabemos ya de qué tamaño es el cráter financiero que realizaron los funcionarios salientes de la administración duartista, también sabemos de los enormes esfuerzos que han venido realizando los dos gobernadores de nuestro estado, el interino y el electo, para obtener recursos para solventar el corto y mediano plazo.

Sin embargo, me sorprendió mucho la declaración del Gobernador Yunes donde señala que “la crisis financiera de Veracruz, es un problema de la República y no solo del Estado.”

Como hemos repetido hasta la saciedad, el pacto federal deja que los impuestos con mayor potencial recaudatorio sean establecidos, desde el diseño de política hasta la administración de los mismos, por la federación y ella a su vez distribuye a través de la ley de coordinación fiscal los recursos hacia todas las entidades federativas.

Un poco menos del 50 por ciento de los recursos que reciben las entidades por lo señalado en el párrafo anterior son para la entidad, vía congresos locales, para que se destine al fin que considere conveniente y beneficie a sus habitantes, el resto de los recursos recibidos se destinan al fin específico establecido en las leyes.

Los recursos se distribuyen con base en las disposiciones de la obsoleta ley de coordinación fiscal, ley aprobada por el Congreso de la Unión, por lo que hablar de un déficit o adeudo de la federación es, por decir lo menos, iluso, la ley se ha aplicado y fueron nuestros congresistas los que la aprobaron, si hay algo o a alguien a quien reclamar es a ellos y lo que menos podemos reclamar es dinero. La ley se aplicó punto.

Pero volviendo al tema que da encabezado a esta colaboración, por lo que debemos pugnar los veracruzanos es porque se devuelvan los recursos que fueron malversados o desviados para fines personales por la administración saliente y no pedir a quien otorgó el recurso que entregue adicionales, hay que recordar que la cobija es solo una, si hay recursos para Veracruz debe haber menos para alguien.

¿Qué pensará un ciudadano de Sonora o de Chihuahua si le decimos que le tocaran menos recursos a su Estado porque las finanzas de Veracruz están quebradas y hay que rescatarlo? La respuesta es simple, contestará: la situación en mi Estado es similar; ¿cuánto aportarán los veracruzanos a nuestro rescate? Insisto en lo escrito en mi colaboración anterior, sólo los veracruzanos saldremos de esta. Gobernador necesitamos un gran pacto, debemos unirnos para rescatar Veracruz.

Enlaces de interés